Astronautas pero sin salarios astronómicos

En Rusia, los sueldos de los tripulantes del espacio están a años luz de los salarios que perciben sus homólogos norteamericanos. Fuente: AFP / Eastnews

En Rusia, los sueldos de los tripulantes del espacio están a años luz de los salarios que perciben sus homólogos norteamericanos. Fuente: AFP / Eastnews

El Gobierno ha aprobado los salarios actualizados de los astronautas rusos. El decreto del gabinete de ministros se ha publicado en el banco de actas normativas federales y administrativas. Dependiendo del cargo y del estatus, estos profesionales cobrarán entre 1.500 y 2.200 euros al mes, sin tener en cuenta las primas por antigüedad y cualificación. Estos sueldos no solo están muy por debajo de los que perciben los astronautas americanos, sino que el salario base ni siquiera iguala al que reciben los pilotos de la aviación civil rusa.

Según las nuevas enmiendas a la normativa sobre la remuneración de los astronautas, aprobada el 17 de mayo de 1993, un aspirante a astronauta cobrará a partir de ahora 1.500 euros al mes, un astronauta profesional percibirá 1.800 euros, y un instructor recibirá mensualmente 2.200 euros. Una vez que el astronauta haya realizado su primer viaje espacial, su salario ascenderá a los 1.700 euros.

El director de programas pilotados de Roskosmos, Alekséi Krasnov, reconoció a la prensa, que en la época soviética los astronautas recibían unos salarios muy por encima de la media. El Estado proporcionaba a los héroes del espacio todo tipo de comodidades, como un apartamento y un automóvil “Volga”.           

Una comparación desfavorable

Hoy en día, el estatus económico de estos profesionales es mucho peor que el de los pilotos rusos que trabajan en líneas aéreas comerciales. Más significativa es la diferencia que mantienen con sus homólogos extranjeros. Los astronautas norteamericanos, por ejemplo, reciben un salario fijo de entre  91.000 y 98.000 euros al año, con independencia de que trabajen en el espacio o en tierra firme.

"Un astronauta profesional percibirá 1.800 euros al mes, y un instructor, 2.200 euros. Una vez que el astronauta haya realizado su primer viaje espacial, su salario mensual ascenderá a los 1.700 euros".

El salario mensual oficial de los empleados de la NASA asciende aproximadamente a 8.200 euros, mientras los astronautas rusos reciben entre 98.000 y 113.000 euros,  el caso  de que permanezcan medio año en la Estación Espacial Internacional (EEI), según comenta el director de vuelos del departamento ruso de la EEI, Vladímir Soloviov. 

Si hacemos un poco de historia, en 1962, el salario mensual del primer astronauta de la historia, Yuri Gagarin, fue de 575,1 dólares estadounidenses al mes (en 1962 el cambio de divisas era: 1 RUS = 0,9 USD), mientras que el sueldo de Neil Amstrong en 1969 fue de 1.666 dólares al mes. Los ingresos del astronauta americano superaban en 2,8 veces el salario del astronauta soviético. En la actualidad esta diferencia se ha incrementado por dos. 

Los astronautas de la Agencia Espacial Europea (ESA) durante su primer año de trabajo cobran 4.500-5.100 euros al mes, después de ese periodo el sueldo pasa a estar en la franja de los 5.600-6.300 euros, y a partir del primer vuelo espacial, los honorarios ascienden a 6.500 o 7.300 euros.

El piloto-astronauta Alekséi Leonov, héroe de la Unión Soviética, explicaba que “los astronautas rusos no pueden alardear de grandes salarios; algunos de ellos, incluso teniendo el título de Héroes de Rusia, viven con sus familias en apartamentos de una habitación o en hoteles cerca de las fábricas durante muchos años”.

Según el director del Centro de Preparación de Astronautas Y.A. Gagárin, Serguéi Krikaliov, un astronauta ruso debería recibir un salario digno por encima de la media del país, e incluso por encima de la media del sector. Aunque el dinero no debería ser la única motivación principal. “El salario de un astronauta debería corresponderse con el trabajo real, así como con el nivel de peligrosidad. Pero tampoco hay que pensar que una vez que se es astronauta uno puede dormirse en los laureles y recibir beneficios, como ha pasado en algunos casos", comentaba Krikaliov en una entrevista para RIA Novosti.

Pilotos de líneas comerciales

El vicedirector del Instituto de Instituto de Investigación Espacial de Rusia, Viacheslav Rodin no cree conveniente hacer comparaciones salariales con los  cosmonautas americanos. “Efectivamente, los salarios de los astronautas rusos no son demasiado altos, evidentemente no tienen primas excesivas, ni acuden a encuentros de lujo, pero tampoco se puede decir que sean pobres”, declaraba al periódico VZGLIAD. “Yo sé que nuestros astronautas llevan una vida completamente normal. Son unos chicos buenos y humildes. A mí no se me ocurriría comparar sus sueldos con los ingresos de otros cosmonautas”, añadía Rodin.

Yuri Karash, miembro de la Academia Rusa de Astronáutica Tsiolkovski, opina que la profesión del astronauta en Rusia se encuentra muy por debajo de un piloto de aviones comerciales, y esto en el mejor de los casos. “Los pilotos hoy en día ganan más que los astronautas. El salario de un comandante de un avión tipo A-320 puede llegar a los 9.000 euros mensuales, y en Rusia, el salario de un astronauta, en el mejor caso, es de 2.200 euros”, comenta con indignación el experto.

“Hace poco hablé con un buen astronauta que ahora se está preparando para un viaje al espacio. Por este viaje recibirá 68.000 euros, parece un importe muy elevado, pero por este dinero en Moscú no puedes comprar ni siquiera un estudio. Lo más significativo es que para realizar este viaje el astronauta se ha pasado 12 meses ganando como mucho 1.600 euros”, comentaba este experto, que llegaba a la conclusión de que desde un punto de vista económico resulta más provechoso ser piloto comercial que astronauta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies