Un año plagado de desafíos y oportunidades

Análisis de los acontecimientos políticos más importantes en Rusia a lo largo el año 2012. Fuente: Flickr / Person Behind the Scenes

Análisis de los acontecimientos políticos más importantes en Rusia a lo largo el año 2012. Fuente: Flickr / Person Behind the Scenes

El año 2012 en Rusia ha resultado ser bastante agitado. Moscú se ha encontrado con desafíos tanto a nivel nacional como internacional. RBTH ha reunido toda la información sobre estos acontecimientos. En 2011, el Centro para la Investigación Estratégica publicó dos informes con las previsiones para el próximo año. Analistas cercanos al Kremlin predijeron la crisis política, el crecimiento de la disidencia y advirtieron sobre la amenaza de la deslegitimación del poder y la necesidad de una reforma. Casi todas estas predicciones se han cumplido.

 Putin sin rivales

Las elecciones presidenciales del 2012 fueron el principal acontecimiento político del país. Como habían pronosticado los analistas, Vladímir Putin se hizo con la victoria, no obstante, las votaciones trajeron consigo sorpresas. La más destacable fue el tercer lugar ocupado por el empresario Mijaíl Prójorov, recién llegado a la política. Los analistas interpretaron claramente este hecho como la demanda por parte de la sociedad de un nuevo modo de hacer política.

Sin embargo, esta demanda se manifiesta únicamente entre los ciudadanos de las grandes ciudades. Putin, aún habiendo caído su número de votantes, sigue estando a gran distancia por delante de sus opositores. En verano contaba con el 37% de los votos, mientras que en otoño ganó terreno y llegó al 45-50%.

Una oposición insatisfecha pero sin soluciones

Si para el Centro de Estudios Estratégicos las protestas masivas en las calles no fueron una sorpresa, si lo fue para muchos observadores de la sociedad civil rusa. Con tan solo unos pocos meses en escena, los nuevos líderes de la oposición (como Alexéi Navalni) lograron conseguir algo que hasta el momento era impensable: sacar a la calle a decenas de miles de personas. Los analistas atribuyen este factor a que el gobierno facilitó y simplificó el registro de partidos políticos.

El primer incidente ocurrió el día de las elecciones parlamentarias del 4 de diciembre de 2011, cuando la oposición (enlace a artículo correspondiente), descontenta tras el recuento de votos, salió a las calles de Moscú por la noche. Al día siguiente tomaron las calles de la capital decenas de miles de personas, y la manifestación en la plaza Bolotnaya del 10 de diciembre reunió entre 25.000 y 150.000 según diversas fuentes.

Un problema político prioritario

“Ni las fuerzas de la OTAN con sus misiles, ni el terrorismo internacional, ni la amenaza del separatismo, supone para Rusia mayor amenaza mayor que la corrupción en el país”, - afirmó el editor de “Nezavísimaya Gazeta” Konstantin Remchukov. En efecto, la corrupción es el problema que ha encabezado la agenda la oposición.

Sin embargo, en 2012 la respuesta oficial a la corrupción ha sido evidente. Casi por primera vez en la historia de Rusia, varios funcionarios de alto rango perdieron sus empleos debido a escándalos de corrupción. El más sonado fue la renuncia del ministro de Defensa Serdiukóv (enlace al artículo correspondiente), al que los expertos solían considerar uno de los partidarios más leales del presidente. Sin embargo, después de una disputa por el fraude en la venta de bienes del ejército acabó perdiendo su puesto. Según los expertos, el Kremlin espera que la lucha contra la corrupción pueda servir para unir a la nación.

También se vio obligado a renunciar en 2012 Yuri Urlichich, constructor jefe del GLONASS, el equivalente ruso del GPS. Según el jefe de la administración presidencial Serguéi Ivanóv, durante la realización del proyecto se sustrajeron 6.500 millones de rublos. El escándalo estuvo presente incluso en la cumbre de la APEC en Vladivostok(enlace a la cumbre de apec), que se convirtió en uno de los eventos más importantes del año en Rusia. Las autoridades policiales afirmaron que en la preparación del evento fueron robados 93 millones de rublos. Las fuerzas de seguridad afirman que en este delito estuvo involucrado el ex-Ministro adjunto de Desarrollo Regional Román Panóv. Incluso en la Oficina Anticorrupción de la Policía de Moscú fueron hallados estafadores acusados de hacerse con tres millones de dólares.

La sociedad da la bienvenida a la lucha contra la corrupción, pero según algunos expertos, detrás de los arrestos políticos hay un objetivo político. El Kremlin espera que la lucha contra la corrupción sirva para unir a la nación, dicen los expertos. Curiosamente, un método similar ha sido llevado a cabo por uno de los principales aliados geopolíticos de Rusia: China.

Una mirada a Oriente 

Desde las elecciones presidenciales, la más urgente de las cuestiones debatidas entre los círculos de expertos fue el problema de la elección geopolítica de Rusia: Asia o Europa. A los seis meses, los expertos analizaron las visitas presidenciales, hicieron predicciones y cálculos económicos sobre el volumen del comercio con la UE y los países de la región Asia-Pacífico. La cumbre APEC en septiembre bajo la presidencia rusa puso todo en su lugar: Vladimir Putin confirmó que el objetivo de Rusia era un mayor acercamiento con China. El Presidente señaló que un cambio hacia Oriente era algo que ya estaba teniendo lugar y que “no hacía falta nada forzarlo de manera artificial”.

La decisión sobre la elección del vector asiático se tomó en la reunión de octubre del club “Valdai”. El presidente dejó claro que la elección entre la zona euro en crisis y la estabilidad económica de China, se decanta a favor del socio asiático. En un futuro próximo el aumento del volumen del comercio entre Moscú y Pekín alcanzará los 100.000 millones de dólares al año y se llevará a cabo la transición a las monedas nacionales.

Sin embargo, la estrategia de Moscú de acercamiento con China y Asia-Pacífico no se ha agotado. Uno de los objetivos principales de Rusia es aprovechar al máximo el potencial del país como un puente entre el Lejano Oriente y Europa. “El potencial de nuestro país es enorme y todavía no está lo suficientemente explotado, Rusia ocupa un tercio del continente euro-asiático y ofrece muchas posibilidades en cuanto a transporte y tránsito”, esta fue la declaración de apertura de Dmitri Medvédev en las vísperas de la cumbre ASEM en Laos.

Casi dos décadas para entrar en la Organización Mundial del Comercio 

La primera solicitud de adhesión a la OMC fue presentada en 1993, pero no fue aceptada hasta agosto de 2012. Los expertos, a día de hoy, siguen debatiendo si fue correcta esta decisión.

Los expertos del Banco Mundial estiman que el impacto de la adhesión a la OMC es positivo. Se prevé que a largo plazo, la economía rusa crezca un 11%, principalmente debido al aumento de la productividad y competitividad de las empresas rusas: el precio de sus productos y servicios se reducirá después de la reducción arancelaria. El fuerte efecto de la adhesión a la OMC se notará en las industrias metalúrgicas y químicas, en las que se incluye las de maquinaria, industria ligera y de transformación de la madera. Los expertos buscan similitudes entre la experiencia rusa y china e instan a las empresas a que no teman participar con las nuevas reglas.

 Tanto Moscú como Pekín temen que la adhesión a la OMC pueda dar lugar a que el mercado interno incluya de manera masiva a empresas extranjeras, y que, como resultado, el desarrollo del ámbito de servicios y los sectores más débiles de la economía se desvanezcan. Sin embargo, en China no pasó así sino que creció la industria que los expertos consideraban más débiles (en su mayor parte las aseguradoras) y fueron incluso capaces de aumentar la participación en el mercado interno mediante el aumento del poder adquisitivo de la población. Otro factor positivo reside en la mejora del clima de inversión y, por tanto, la entrada de capital extranjero en el país. De esta manera, la inversión directa en la economía china después de unirse a la organización aumentó en un 18%. Los expertos advierten que esta no es una cuestión de un día. Pero si Rusia sigue correctamente el ejemplo de la experiencia china, el crecimiento no se hará esperar.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies