Debate en Moscú sobre la construcción de mezquitas

El ayuntamiento de la capital rusa dispuesto a ceder seis solares para los musulmanes, antes las quejas de los nacionalistas. Fuente: ITAR-TASS

El ayuntamiento de la capital rusa dispuesto a ceder seis solares para los musulmanes, antes las quejas de los nacionalistas. Fuente: ITAR-TASS

Las autoridades moscovitas podrían ceder seis solares para levantar mezquitas en diferentes lugares de la capital. Mientras los nacionalistas se oponen a que se construyan sin tener en cuenta la opinión de los residentes, los activistas en defensa de los derechos humanos apoyan la decisión del gobierno local.

Las autoridades de Moscú están dispuestas a proporcionar seis espacios para la construcción de mezquitas en diferentes distritos administrativos de Moscú, según informes de Izvestia. 

"El Consejo Espiritual de Musulmanes de la parte europea de Rusia tiene constancia ya de que se aprobarán tres enclaves, tras varios años de debate", informó el periódico. "Están situados al Sur de Butovo, Liublino y cerca de la parada de metro Shosse Entuziastov". 

También se construirán en los terrenos cedidos otros edificios que la comunidad musulmana necesita, según contó a Interfax Ravil Gainutdin, presidente del Consejo Musulmán de Rusia y director del Consejo Espiritual de Musulmanes de la parte europea de Rusia. 

"Habrá una mezquita en Butovo, otra en Liublino, donde se sitúa también la Universidad Islámica de Moscú, y en Shosse Entuziastov, donde también se planea construir un centro de cultura islámica", dijo Gainutdin. 

Fuentes del gobierno local de Moscú han confirmado que estos tres enclaves ya han sido aprobados, pero que aún no se ha tomado la decisión final. 

"Hemos aprobado las solicitudes, que ahora serán discutidas con los residentes y las prefecturas locales", comentó esta fuente. 

Otra fuente de la alcaldía moscovita también confirmó que otras solicitudes realizadas por organizaciones islámicas están siendo estudiadas. 

"Hay unos 1,5 millones de musulmanes en Moscú. Si dividimos este número entre los diez distritos, vemos que es necesario que haya por lo menos una mezquita con capacidad para 1.500 personas por cada 150.000 musulmanes", afirmó Gainutdin. 

En la actualidad, la comunidad musulmana está elevando peticiones de más mezquitas en el territorio del "nuevo Moscú", añadió el muftí. 

Izvestia informó de que ahora mismo hay seis mezquitas en Moscú: la de Prospekt Mira, otra mezquita histórica en la antigua residencia tártara de Zamoskvorechie, la mezquita conmemorativa de la Victoria en Park Pobedi, la mezquita suní de Yardian y la chií de Inam, situada en un complejo religioso en Otradnoye, y otra mezquita, también chií, en la embajada iraní. 

La idea de construir más templos musulmanes en Moscú ha recibido el apoyo de los activistas rusos pro derechos humanos, mientras que los nacionalistas advierten contra la construcción de mezquitas, sin haber debatido el tema con los residentes de la capital. 

“En Moscú hay muchos musulmanes y muy pocas mezquitas”, dijo el veterano del movimiento por los derechos humanos en Rusia y presidente del Grupo Moscú- Helsinki, Ludmila Alexéyeva. “No tienen suficiente espacio, especialmente en las grandes celebraciones. Se necesitan más mezquitas”.

“Por supuesto, hay que tener en cuenta la opinión de los residentes locales”, afirmó Alexéyeva. “Hay gente que no quiere mezquitas al lado de sus bloques de apartamentos. Otra gente no quiere iglesias ortodoxas. Los hay también que prefieren que no haya ningún tipo de templo. Siempre se puede escoger un lugar que no esté debajo de las ventanas de nadie”.

 Mientras tanto, los nacionalistas rusos se oponen a la construcción de mezquitas en Moscú si esta no tiene toma en consideración la opinión de los ciudadanos, según declaró a Interfax Alexánder Belov, líder del movimiento nacionalista Russkiye.

 "A mí no me gustaría que construyesen una mezquita cerca de mi casa. Pero yo no vivo en Liublino o Butovo, sino en Oréjovo", dijo Belov. "Es necesario preguntar a los residentes. Debemos seguir la práctica europea de tomar en cuenta las opiniones locales para cualquier asunto. De ese modo, todo será más pacífico y tranquilo".

Basado en materiales de Interfax

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.