Kleibanova, la tenista que venció al cáncer

La tenista rusa Alysa Kleibanova anunció en 2011 que padecía cáncer. Fuente: 10sworld.com

La tenista rusa Alysa Kleibanova anunció en 2011 que padecía cáncer. Fuente: 10sworld.com

Tras varios meses de pobres resultados deportivos, de fiebre, cansancio y debilidad, Alysa Kleibanova se sometió a unas pruebas médicas. El 15 de julio de 2011, el día de su 22 cumpleaños, la tenista moscovita anunció el diagnóstico a través de la web oficial de la WTA: padecía cáncer.

Linfoma de Hodgkin en estadio 2, un tipo de cáncer poco habitual originado en el sistema linfático. Alysa, una de las raquetas más prometedoras del tenis ruso, por entonces número 25 del ránking mundial, anunció su retiro indefinido de las pistas y su traslado a una clínica de Italia para tratar la enfermedad. “El tenis ha sido mi vida durante 15 años, pero ahora debo concentrarme en el tratamiento y en mantenerme positiva. Aunque no hay garantías, quizá algún día pueda volver a jugar”, escribió en el comunicado.

Aunque escasos, existen precedentes en el deporte mundial (no en el ruso) de regreso la élite tras superar un cáncer: el baloncestista brasileño Nene Hilario, el tenista español Félix Mantilla, el futbolista danés Brian Laudrup o el ciclista americano Lance Armstrong, entre otros. En el caso de Alysa, transcurrieron siete meses de silencio informativo, hasta que a últimos de febrero la misma web de la ATP anunció que la moscovita concluyó en diciembre de forma satisfactoria el tratamiento de quimioterapia y volvía a entrenarse. “Empezaremos con torneos de segundo nivel. El principal objetivo ahora es entrar a los cien primeros puestos del WTA y así poder participar en los torneos del circuito”, anunció su entrenador. En esos siete meses de inactividad, la tenista rusa perdió la mayoría de sus puntos acumulados para el ránking mundial, cayendo hasta el puesto 248. En cierto modo, su carrera volvía a comenzar de cero.

Sin embargo, apenas un mes después del anuncio, Kleibanova recibió una invitación de la organización (‘wild card’) para participar en el prestigioso Abierto de Miami. Puede que llegase un poco pronto, pero se trataba del torneo de ‘su ciudad’, pues aunque moscovita, Alysa reside y entrena desde hace años en Florida (al igual que la mayoría de tenistas rusas). “En condiciones normales, se hubiese tratado de un simple encuentro de primera ronda. Pero no para mí en este caso. Fue un momento especial y emotivo, he echado mucho de menos la competición. La idea de regresar es la que mantuvo mi ánimo a pesar de los problemas”, explicó Kleibanova después del partido, que terminó en victoria 2-6, 6-2 y 6-3 sobre la sueca Johanna Larson. Su reacción fue contenida: sin saltos, gritos ni lágrimas de emoción. Se trataba de un partido de primera ronda y apenas había 100 espectadores en la grada de una pista secundaria. Entre ellos, en primera fila, se encontraba Julian Vespan, su entrenador, mentor y, sobre todo, una de las personas más cercanas durante los meses de tratamiento. La tenista cruzó la pista y se fundió con él en un largo abrazo: “Tras la quimioterapia me sentía muy mal. Doy gracias por haber sido deportista: la disciplina y el afán de superación que aprendí desde pequeña me ha ayudado a superar la experiencia. Ahora cada golpe es una bendición”.

Alysa quedó eliminada en la siguiente ronda al perder 7-6 y 6-3 con su compatriota María Kirilenko, pero aquel torneo pareció marcar oficialmente su regreso. Sin embargo, el proceso se ralentizó. Han transcurrido 6 meses desde su último partido oficial, en mayo, cuando no logró clasificarse para el Abierto de Roma al perder en las previas.

 

Alysa, ganadora de dos torneos del circuito WTA en su carrera (Seúl 2008 y Kuala Lumpur 2010), ha seguido perdiendo puestos en el ránking mundial, cayendo hasta el número 550. “Estoy completamente sana, pero no es fácil jugar así. No podía completar entrenamientos, ni si quiera entrenarme todos los días. Voy mejorando poco a poco, pero eso tengo previsto regresar a la competición a comienzos de febrero”, explicó recientemente Kleibanova a la revista tennis.com.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies