Doble ganador del premio Kandinsky de arte contemporáneo

Fuente: ITAR-TASS

Fuente: ITAR-TASS

El premio Kandinsky de este año ha recaído en Grisha Bruskin y el grupo artístico AES + F. En la categoría, 'Mejor Artista Joven', el ganador ha sido Dmitri Venkov.

Acaba de entregarse el premio independiente para el arte contemporáneo, fundado en el año 2007 y que lleva el nombre de Vassili Kandinsky. 

De las 385 solicitudes presentadas, el jurado internacional elaboró una larga primera lista de candidatos. Entonces se organizó una exposición y una nueva lista de candidatos preseleccionados para el premio: tres candidatos por categoría. 

Para categoría 'Proyecto del Año' compitieron Aladdín Garúnov,  con su instalación 'La oración total', Grisha Bruskin, con su proyecto escultórico 'Tiempo Ch',  y el colectivo de AES + F, con una vídeo instalación - multicanal 'Alegoría sacra'.  

En la categoría 'Mejor Artista Joven. Proyecto del Año' por el puesto de ganador compitieron María Safrónova,   Dmitri Venkov  y el grupo artístico ZIP

La cuantía de los premios ha sido de 50.000 euros. 40.000 para el Grand Prix y 10.000 para los artistas jóvenes (hasta 35 años). 

Por primera vez, la ceremonia de entrega de premios, así como la exposición de sus trabajos, se celebró en el edificio del antiguo cine 'Udárnik' de Moscú, donde, después de la reconstrucción del edificio, se acomodará un museo privado de arte contemporáneo. 

Hace tiempo que de esta antigua sala de cine se sacaron las butacas de estilo soviético, aunque volver a colocar las filas de asientos siguiendo la antigua distribución no supuso ninguna dificultad. La antigua pantalla de cine se utilizó para proyectar los clips de los candidatos  preseleccionados, así como para las larguísimas citas del legado de Mijaíl Lífshitz,  uno de los teóricos marxistas de la cultura,  que por alguna razón ha vuelto a ganar popularidad. 

En un intermedio entre los números musicales, Alexánder Melamid, uno de los padres del arte social, hizo un irónico discurso sobre el arte. Y también tuvo lugar una pequeña ‘performance’ multimedia sobre la historia del propio cine 'Udárnik'. Sin embargo, la ceremonia no resultó ser demasiado larga, apenas duró una hora y media.  

La mayor intriga consistía en determinar el desenlace entre los candidatos Grisha Bruskin y el grupo AES + F, ya que  pocos esperaban ver a Aladdín Garúnov, tercer  preseleccionado, como el ganador final. 

En última instancia, fue imposible resolver el dilema. Por primera vez en los seis años de historia del premio, hubo un doble ganador. Según explicó en la directora del Museo de Arte-Multimedia de Moscú, Olga Sviblova: “Estos dos proyectos son dos grandes utopías, imposibles de comparar entre sí. Tampoco hay manera de elegir entre ellas”. 

Como nadie se esperaba semejante resolución, los ganadores tuvieron que turnarse a la hora de recibir la estatuilla del primer premio. No se disponía más que de una. 

Los organizadores del concurso han prometido que en breve se hará una segunda réplica de este símbolo de la victoria, aunque en realidad harán cinco estatuillas, ya que el grupo ES + F  está conformado por Tatiana Arzamásova, Lev Evzóvich, Evgueni Sviatski y Vladímir Fridkes.  

En su discurso, Grisha Bruskin consideró necesario hablar de la imagen del 'enemigo', algo clave para su instalación escultórica 'Tiempo Ch'.  

Por otra parte, Lev Ezvóvich, en nombre del grupo artístico AES + F, se limitó a agradecer escuetamente al jurado por su 'solución salomónica'. 

Los dos proyectos ganadores son bien conocidos por los amantes del arte contemporáneo. 

El proyecto “Tiempo Ch” hace relativamente poco fue presentado en una exposición en el Museo de Arte-Multimedia, el mismo recinto donde tuvo lugar también el estreno de la 'Alegoría sacra',  la última parte de una trilogía multimedia a gran escala. 

Las tres partes de esta trilogía se pudieron ver el pasado otoño en una exposición de AES + F en 'Manezh' (edificio clasicista en el centro de Moscú, que en el año 1957 obtuvo el estatus de Sala Central de Exposiciones). 

Titulada así en honor al conocido cuadro del mismo nombre del artista italiano Giovanni Bellini,   la vídeo instalación 'Alegoría sacra' es una alusión abierta a la obra del florentino. 

La mayoría de los estudiosos del arte creen que en el lienzo, que tanto inquieta la a los integrantes del grupo AES + F, se muestra el Purgatorio, situado en las orillas de la laguna Estigia. Aquí las almas de los muertos aguardan la resolución de la Corte Suprema sobre la suerte de su futuro. De modo que la nueva 'Allegoria' es el mismo Purgatorio, pero plasmado con la ayuda de las tecnologías modernas.    

Por su parte, la instalación poliescultórica 'Tiempo Ch' de Grisha Bruskin consta de varias docenas de figuras, que carecen de referencias históricas o geográficas específicas. 

El autor de la obra explora el mito del 'enemigo' en sus formas más diversas, sumergiendo al espectador en la atmósfera de un extraño mundo donde ha sido declarado el estado de emergencia. 

“El punto de partida de este trabajo fueron los carteles soviéticos de la defensa civil, que en la época de mi infancia rodeaban a la gente en lugares públicos. En aquellos carteles se mostraban escenas de vida hipotéticas, que a una persona (un ciudadano soviético) le correspondería vivir cuando llegare el momento del 'Tiempo Ch'. Es decir, cuando el enemigo – que serían los estadounidenses o los alemanes – nos habría atacado. 

Aquellos carteles presentaban un conjunto de reglas en forma de viñetas, una especie de instrucciones generales que parecían una suerte de mandamientos bíblicos. 

Cuando era niño, aquellas imágenes me causaban una fuerte impresión. Me solía imaginar en aquel extraño mundo kafkaiano, cuyas leyes estaban más allá de mi comprensión y cuyas reglas yo no logré aprender, como si se tratara de unos deberes escolares que se quedaron sin hacer. 

Cada acción dentro de aquel espacio desaprendido y totalmente desconocido violaba alguna ley ignorada por mí, y era punible. Yo tenía que experimentar un permanente e ineludible sentimiento de culpa. Y, como en las obras de Kafka, aquella situación se iba convirtiendo en el 'Hado', el 'Destino', lo 'Inevitable”, comenta Grisha Bruskin sobre su proyecto en la página Web del Museo Multimedia-Art de Moscú.  

En la categoría al 'mejor artista Joven' hubo tres finalistas: María Safónova, el grupo artístico ZIP  de Krasnodar y Dmitri Venkov. 

El premio fue a parar a manos de Venkov por su proyecto 'Imitadores delirantes'. Una especie de falso documental, sobre un estudio ficticio de una comunidad inexistente de gente que se dedica a recoger basura alrededor de la carretera de circunvalación de Moscú. 

El artículo se ha realizado con materiales de Gazeta.ru y Rossíyskaya Gazeta.


Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies