Se lanza 'Moscow Pass': una tarjeta con descuentos para turistas

Tendrá una validez de tres días, dará acceso a museos y a un crucero por el río Moscova. Fuente: ITAR-TASS

Tendrá una validez de tres días, dará acceso a museos y a un crucero por el río Moscova. Fuente: ITAR-TASS

Moscú entra en la lista de las diez principales ciudades del mundo que está experimentando un boom turístico. Ocupa el cuarto lugar en el escalafón del portal Tripadvisor.com.

Ante la ola de interés por parte de los turistas, la capital finalmente adquiere algunos de los servicios de los destinos turísticos más populares. Hace un año se abrió un servicio telefónico donde se puede obtener información sobre la ciudad en seis idiomas. 

En verano, en la capital empezaron a funcionar autobuses turísticos de dos pisos, que Moscú no había visto desde los años 50 siglo pasado. Ahora se ha introducido otro servicio de moda como en otras capitales mundiales: los viajeros podrán comprar una tarjeta de descuento, llamada Moscow Pass, con la que se podrá acceder a los museos de la capital, apuntarse a las excursiones y utilizar los servicios turísticos con descuento. 

Estas tarjetas se introdujeron por primera vez en Estocolmo en los años 80. Ahora este sistema funciona en muchas grandes ciudades, desde París a Nueva York. 

Por ahora en Rusia solo existe en San Petersburgo. La “tarjeta tarjeta huésped” puede costar hasta 2.700 rublos (66,7 euros) y sirve de entrada a 38 museos. El precio del Moscow Pass es de 2.400 rublos (60 euros), y de momento solo incluye siete museos. 

Pero los organizadores prometen que para el inicio de la temporada turística, su número aumentará. En el proyecto se incluirán no solo las grandes atracciones, sino también puntos menos conocidos. En total, en la capital rusa hay cientos de museos. 

“Estamos lanzando una tarjeta válida para tres días. Para primavera esperamos atraer a más socios y entonces lanzaremos una con una validez más larga. Creo que será de unos siete ó nueve días”, dice Xenia Zemskova, directora de proyectos turísticos WowMoscow, portal de información de la capital para los turistas que ha creado el Moscow Pass. “En el pase romano hay 50 museos incluidos, creo que es un buen número para nosotros”. 

Además, el precio de la tarjeta puede disminuir. “La economía del proyecto funciona en proporción, cuantas más ventas haya, a más clientes atraeremos para nuestros socios y por tanto conseguiremos ofertas aún mejores. En cuanto a los precios, nos centraremos en el nivel occidental”. 

El Moscow Pass está aceptado por el Museo Estatal de Historia, la Catedral de San Basilio, el Museo de Historia de la Tortura, el Museo de Arte Multimedia, el Museo de Historia Contemporánea de Rusia, el Museo de la Gran Guerra Patria de 1812 y el Museo de Iconos Rusos. 

Entre otros servicios gratuitos del Moscow Pass se ofrece un paseo guiado a pie, un crucero por el río Moscova, y una excursión por la ciudad en un autobús de dos pisos. 

“A partir del próximo año vamos a ofrecer una nueva ruta más larga en nuestros autobuses”, dice Serguéi Lavrentiev, presidente de City Sightseeing. “Los clientes podrán no solo ver los principales lugares de interés, sino también tendrán acceso directo al embarcadero desde donde podrán realizar un crucero”. 

El Moscow Pass se pondrá a la venta a mediados de diciembre. La tarjeta se podrá comprar en hoteles, museos, hostales y a través de la página

Más tarde se podrá comprar en las estaciones de tren, donde tienen su parada los trenes del aeropuerto, Aeroexpress. “Estamos negociando con agencias de viaje de Europa y EE UU, para que la tarjeta se pueda comprar en el extranjero”, dice Xenia Zemskova. 

A diferencia de los occidentales, el Moscow Pass todavía no da derecho de paso al transporte público. Por lo tanto, los turistas que no hablen ruso, aún tendrán que usar las señas si surge la necesidad de comprar un billete de metro o tranvía en las taquillas, donde la mayoría de las cajeras no hablan inglés. Sin embargo, las autoridades de Moscú esperan resolver este problema para el próximo año. 

“Hay ciertos requisitos técnicos para permitir la integración de las tarjetas de pago, tales como el sistema de pago Moscow Pass en el transporte público”, dice Gueorgui Mójov, vicepresidente del Comité de Moscú de Turismo y Dirección Hotelera. 

En principio no hay grandes objeciones, pero en cuanto a las cuestiones tecnológicas y financieras, de pagos y fiscales, me temo que, seguiremos rompiéndonos la cabeza con ellas. Espero que el próximo año, hacia el verano, podremos negociar con el transporte público a favor del proyecto”. 

De enero a agosto, el flujo de turistas en Moscú aumentó en un 17%. El Comité de Turismo pronostica que a final de año, el número de personas que visiten la ciudad llegará a los cinco millones, y en 2016, a siete millones. 

Está todavía lejos de París, el destino más popular en el mundo, con más de 20 millones de turistas anuales. 

“Actualmente la afluencia de turistas y la infraestructura están suficientemente equilibradas en Moscú. Aumenta el número de hoteles y hay un desarrollo en la infraestructura, que es donde hay que tener cuidado para equilibrar el crecimiento con los flujos turísticos”, dijo Gueorgui Mójov.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies