Desembarco ferroviario siberiano en Buenos Aires

Sibguiprotrans, una gran empresa siberiana, llega hasta Argentina, dispuesta a establecer su representación para todo el MERCOSUR. Fuente: Lori / LegionMedia

Sibguiprotrans, una gran empresa siberiana, llega hasta Argentina, dispuesta a establecer su representación para todo el MERCOSUR. Fuente: Lori / LegionMedia

Serguéi Prits es el director general de Sibguiprotrans, una gran empresa siberiana que desde hace 70 años viene proyectando y dirigiendo obras ferroviarias tanto en Rusia como en diversos países. El BAM (el segundo transiberiano), el ferrocarril La Habana-Santiago de Cuba, Vietnam, Libia, Siria, son algunas de las obras y países en los que ha intervenido.

En la actualidad, es la principal proyectista en la remodelación del ferrocarril circular de Moscú, una solución estratégica para el duro problema de transporte en la capital rusa. Además de encargarse de la construcción de toda una red ferroviaria en la región de Sochi, la ciudad balneario en la costa del Mar Negro que en 2014 será sede de las Olimpíadas de invierno.

Ahora Sibguiprotrans ha llegado hasta la Argentina, dispuesta a establecer su representación para todo el MERCOSUR.

En el curso del último mes, Serguéi Prits cubrió dos veces el trayecto entre Novosibirsk, sede de la empresa, y Buenos Aires.  Pasó diez husos horarios y saltó de 20 grados bajo cero a los 30 grados del veranito porteño.

Atraída por los objetivos planteados en el Programa Ferroviario Nacional que lanzó el gobierno federal, la empresa siberiana está estudiando diversas propuestas de integración para varias obras.

Las obras más prioritarias son las que atañen a la modernización, señalización y seguridad de las líneas de ferrocarriles suburbanos, en especial las líneas Sarmiento y Mitre. Los ferroviarios siberianos han recorrido ambos ramales.

Comprobaron el estado de las vías, el movimiento de los trenes, el funcionamiento de la señalización. Llegaron a la conclusión de que hay tareas que pueden ser abordadas de inmediato, como elementos para solucionar la emergencia que ya ha provocado varias tragedias y numerosas víctimas.

La empresa, además de sus tareas específicas de proyectistas, está en condiciones de aportar también equipamiento e incluso vías de financiación.

En vísperas de su segunda visita, Prits ha mantenido negociaciones muy concretas con empresas rusas en condiciones de asumir tanto el suministro de equipamiento como la búsqueda de nuevas vías de financiación.

Borís Illin es el ingeniero jefe de proyecto de Sibguiprotrans. Ya ha trabajado en América Latina y en países europeos. Incansable acompañante de Prits, ha “paseado” kilómetros por las vías bonaerenses. Comprobó el estado de rieles y cambios, la seguridad y los medios de señalización en los ramales suburbanos, en algunos de los cuales todavía funcionan sistemas mecánicos.

En las reuniones con sus colegas argentinos de la Administración de Infraestructura Ferroviaria Illin planteó la modificación y modernización general para lo cual requirió saber con precisión qué demanda de pasajeros tienen estos ramales suburbanos, qué tipo de tracción se busca: eléctrica o diesel, verificar el estado de los rieles ya que, advirtió, “en algunos tramos dejan mucho que desear…”

“Por supuesto que es posible mejorar el servicio del Sarmiento –afirmó el experimentado ingeniero- y hacerlo más seguro. Pero esto tendrá que ser una especie de paliativo mientras se desarrollan las obras de soterramiento. Hemos visto cómo es la frecuencia de trenes en ese ramal y tenemos muy en claro que hay que trabajar con mucha precisión tanto en los sistemas de seguridad como en los controladores de los cruces”.

En estos días, Sibguiprotrans ya transmitió a la Subsecretaría de Transporte Ferroviario su primera propuesta tanto de proyecto como de equipamiento. También ha acercado nuevas posibilidades en materia de financiación.

En principio, Prits comentó que para los primeros trabajos en los ramales suburbanos prioritarios su empresa puede ofrecer el mismo equipamiento que están colocando en las obras del ferrocarril circular de Moscú. “En esencia –agrega-, consiste en un sistema de microprocesadores que controla el movimiento y define los grados de seguridad”.

El estudio preliminar que acaba de presentar SIbguiprotrans a las autoridades argentinas prevé, además del mecanismo de “hombre muerto” que debe llevar todo el equipo tractor para asegurarse ante cualquier contingencia del conductor, otro sistema de seguridad que se instala en las vías y controla velocidad y frecuencia y que, al mismo tiempo, imparte las correspondientes instrucciones a las barreras en los cruces.

Prits apunta que su empresa, además de presentar sus propuestas para el mejoramiento y la modernización en las líneas Sarmiento y Mitre, han estudiado otros proyectos vinculados con la modernización de los ferrocarriles argentinos.

Durante su estadía en Buenos Aires el directivo de  Sibguiprotrans mantuvo reuniones sobre otras obras. “Algunas de ellas –dice Serguéi- son muy importantes. Sin embargo, preferiría aguardar a una mayor definición antes de informar sobre estos proyectos. Puedo decir que están fuera de Buenos Aires y que cuentan, en algunos casos, con un específico interés de las provincias vinculadas con ellos”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies