Seguir trabajando tras la edad de jubilación

Casi el 40% de los pensionistas rusos sigue empleado, la principal causa son las precarias pensiones. Fuente: ITAR-TASS

Casi el 40% de los pensionistas rusos sigue empleado, la principal causa son las precarias pensiones. Fuente: ITAR-TASS

El número de pensionistas que trabajan continúa creciendo. La pensión media es de 299 dólares, lo que obliga a muchas personas a encontrar trabajo o continuar en el mismo. Así lo hace el 77% de los maestros y del personal sanitario.

Según datos del Fondo de Pensiones, el 1 de octubre del 2012 en Rusia continuaron trabajando oficialmente el 37,4% de los pensionistas que reciben la renta de jubilación, mientras que el 1 de enero de este año eran el 36,4%. Los datos son sustancialmente superiores a los recibidos por Rosstat el año anterior: en el 2011, el 23% de los rusos seguían trabajando un promedio de seis años después de la jubilación. 

El crecimiento del número de pensionistas que trabajan se asocia, entre otras causas, a la mejora de la salud de la población. Según datos del Ministerio de Trabajo, en los últimos cinco años, la esperanza de vida aumentó de 67 años a 70,3 años. 

Ígor Poliakov, del Centro de Análisis Macroeconómico y de Previsión a Corto Plazo, considera que la edad de jubilación es baja. Otra causa es la necesidad de ingresos adicionales. 

Rosstat dio a conocer en octubre que el promedio de la pensión asignada es de 9 176 rublos (299 dólares), que equivale al 34,9% del salario medio nacional.

En 1932 se introdujo en la URSS la jubilación por edad. 55 años para las mujeres y 60 para los hombres. Desde entonces no ha cambiado.

La pensión actual supone un nivel de vida que “permite vivir pobremente, pero vivir”, dijo a principios de octubre, la vice primer ministro Olga Golodets. 

Muchos jubilados aceptan trabajos mal pagados de vigilantes, porteros, supervisores, etc., destaca Poliakov. Entre los que tienen derecho a una jubilación anticipada, según el Ministerio de Trabajo, tres cuartas partes trabajan en el mismo lugar. 

Según los cálculos de Yevséi Gurvich del Grupo de Expertos Económicos, continúa trabajando el 77% de los maestros en edad de jubilación así como del sector sanitario. En las fuerzas armadas es del 63%. 

“El número de rusos que trabajan seguirá creciendo”, declaró el director general del centro de encuestas VTsIOM, Valeri Fiódorov.

 Una encuesta realizada en el 2010 demostró que al 56% de las personas mayores les proponían trabajar después de alcanzar la edad de jubilación. Esta tendencia no ha cambiado, considera Fiódorov, y la proporción de jubilados está aumentando desde la década de 1990. 

Sin embargo, durante los últimos 20 años han cambiado las razones para seguir trabajando después de la edad de jubilación: aumenta considerablemente el porcentaje de personas que lo hacen debido la baja cuantía de la pensión (del 49 al 81%);  por el hábito de trabajar (de 15 a 24%) o por interés en el trabajo (del 13 al 21% ). Por su parte, el 36% declara que intentan ayudar a los nietos (36%). 

En los 90, los pensionistas estaban convencidos de que el Estado estaba obligado a proporcionarles un bien merecido descanso, pero “hoy en día los ciudadanos cada vez tienen menos esperanzas”, dijo Fiódorov. 

A la inseguridad en el mañana los empleados actuales añaden los rumores sobre la próxima reforma de las pensiones: “Nadie entiende todavía, con qué medios contarán los futuros jubilados”, dijo. 

La reforma sugiere que para recibir una pensión completa (40% del salario medio) será necesario trabajar 35 años, dijo Golodets. 

Si estos parámetros empezaran a tener efecto actualmente, solo podrían acceder a una pensión completa el 52,7% de los jubilados actuales. 

El número de personas con tantos años de antigüedad en el trabajo se reducirá, considera Poliakov. La situación dependerá de la capacidad del Estado para detener el flujo de personas empleadas de forma informal, que asciende ahora al 30% de la población activa, destaca el director del Centro de Estudios del Trabajo VSHE, Vladímir Gimpelson. 

Según cálculos del Ministerio de Desarrollo Económico, la cuantía de la pensión hacia el 2020 se reducirá al 30% del salario medio. 

El objetivo anunciado por el Ministerio de Trabajo consiste en crear un porcentaje conjunto el salario medio por una parte y, por otra, los requisitos por antigüedad en el servicio. Esto significará una reducción del nivel medio de las pensiones. 

“No hay contradicciones entre las cifras de los dos departamentos”, dice Andréi Cherniavski del Centro de Desarrollo de la Escuela Superior de Economía. 

Artículo original publicado en ruso en Védomosti.   

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies