Abramóvich se convierte en mediador en un conflicto entre oligarcas

El famoso empresario ayudará a algunos de los hombres más ricos de Rusia a resolver su conflicto en torno a Nornikel. Fuente: Getty Images / Photobank

El famoso empresario ayudará a algunos de los hombres más ricos de Rusia a resolver su conflicto en torno a Nornikel. Fuente: Getty Images / Photobank

Interros, compañía de Vladímir Potanin, y UC Rusal de Oleg Deripaska han acordado poner fin a su conflicto en la empresa Nornikel. El desacuerdo ha durado, con algunas interrupciones, algo más de cuatro años. El encargado de velar por la paz será Román Abramóvich, quien no sólo comprará el 7,3% de la compañía extractora de níquel, sino que también recibirá de facto el derecho a controlar un paquete del 22% de la compañía de níquel.

Los principales accionistas de Nornikel son las empresas UC Rusal e Interros. Los propietarios son los oligarcas Oleg Deripaska (que posee el 25,11%) y Vladímir Potanin (el 28,1%). La semana pasado informaron que han alcanzado unos acuerdos preliminares para la regulación de su prolongado conflicto.

El árbitro será el empresario Román Abramóvich. Su empresa, Millhouse Capital,  comprará el 7,3% de las acciones (el coste de mercado de este paquete es superior a los 2.000 millones de dólares).

El 9,7% restante, según el acuerdo, deberá pagarlo la propia compañía, de forma que  Abramóvich se convertirá en el tercer mayor accionista de la productora de níquel.

Las diferencias entre los accionistas de Nornikel surgieron tras la compra de Oleg Deripaska de su participación en la compañía en 2008. En octubre de 2012 el Tribunal de Arbitraje de la región de Krasnoyarsk declaró improcedente la decisión del consejo de directores de Nornikel de recomprar el 7,71% de las acciones de la compañía por 4.500 millones de dólares. Rusal aseguraba que la transacción había provocado pérdidas de casi 1.500 millones. 

Además, según el acuerdo, los socios deben incluir un 22% de las acciones de Nornikel (cada una de las partes el 7,33% ) en una cuenta especial de un banco agente, comenta el comunicado de Rusal e Interros.

Román Abramóvich, en representación de Millhouse, se encargará de velar por el cumplimiento del acuerdo.

“El 25 y el 28% serán paquetes bloqueados. Cuando cada uno de los accionistas ingrese un 7,3% en la cuenta común, ninguno tendrá derecho a vetar decisiones, y esto evitará futuras situaciones de estancamiento”, explica el empresario Andréi Yukov.

“En todos los casos que haya desacuerdo Abramóvich tomará las decisiones, actuando como juez arbitral”. Las acciones, que permanecerán en una cuenta de un banco agente, funcionarán como un consenso entre las tres partes, coincide Kirill Chuiko del banco BKS.

Si alguno de los socios (Rusal, Interros o Millhouse) infringe los acuerdos alcanzados, desvelaba Rusal, el resto de los accionistas tienen derecho a comprar el 7,5% de acciones de Nornikel con un 25 % de descuento, o bien el infractor deberá vender el 1,875% de las acciones a un precio simbólico de un dólar. Para la venta de la mayor parte de las acciones pertenecientes a los tres oligarcas: Deripaska, Potanin y Abramóvich, habrá una moratoria de cinco días.

Además, Vladímir Potanin sustituirá en el puesto de director general de Nornikel a Vladímir Strzhalovski. Se planea equilibrar el consejo de directores de la compañía, en el que entrarán 13 nuevos miembros: cuatro representantes de Rusal y cuatro de Interros, así como dos representantes de Millhouse y tres directores independientes, o bien tres representantes de Millhouse y dos independientes.

En el puesto de presidente del consejo de directores se deberá nombrar a un director independiente aprobado por todas las partes, según han acordado los socios.

Se temía que si Rusal e Interros no alcanzaban un acuerdo de paz antes del comienzo de la vista en el Tribunal Internacional de Arbitraje de Londres,  a principios de diciembre, las posibilidades de conciliación de los dos accionistas serían mínimas.

Sin embargo, según informan las compañías en un comunicado conjunto, Interros y Rusal han acordado suspender todos los procedimientos judiciales referentes a Nornikel y “las diferencias mutuas para conseguir acuerdos importantes”.

Artículo publicado originalmente en ruso en RBC Daily.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies