Un monasterio bajo tierra

Descubrimos Sérguiev Posad, la ciudad del Anillo de Oro más cercana a Moscú. Fuente: RIA Novosti

Descubrimos Sérguiev Posad, la ciudad del Anillo de Oro más cercana a Moscú. Fuente: RIA Novosti

Sérguiev Posad es la ciudad más cercana a Moscú, que forma parte de la ruta turística del Anillo de Oro. En coche no se tarda apenas una hora en llegar hasta allí, en autobús un poco más.

Al igual que con la mayoría de las ciudades rusas antiguas, la carretera pasa por el centro histórico de la capital.

En Sérguiev Posad, el lugar cultural más destacado es el monasterio de la Trinidad y San Sergio. Se trata de un antiguo monasterio, rodeado de altas murallas con torres de vigilancia de gran alcance en el perímetro. Anteriormente, estos monasterios fueron  fortalezas, y los monjes eran sus mejores guerreros.

En el centro del monasterio se encuentra el Templo de Todos los Santos, con hermosas cúpulas azules. Pero ahora está siendo restaurado y está temporalmente cerrado al público.

Todo el territorio del monasterio está hermosamente cubierto de adoquines. Aquí puede encontrar más de una docena de diferentes tipos de adoquinado, y caminar sobre el pavimento es bastante agradable, si no va con tacones. Al viajar a las ciudades históricas de Rusia es preferible evitar los zapatos de tacón alto.

El monasterio de la Santísima Trinidad y San Sergio atrae no solo a turistas, sino también a peregrinos. Para los primeros es un monumento histórico único, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; para los segundos, se trata de un lugar santo.

La entrada a todas las iglesias y capillas activas del monasterio es gratuita. En algunas incluso se forman colas. Por lo general, la más larga es para la Catedral de la Trinidad.

Aquí se pueden ver las obras del famoso pintor de iconos Andréi Rubliov. “Hemos venido aquí como peregrinos, queremos adorar los santos lugares. Somos del sur, de la región de Krasnodar. No hemos visto la ciudad todavía, pero planeamos dar un paseo hoy”, dice Yegor, un joven con uniforme de cosaco. Él y sus compañeros llegaron a Sérguiev Posad en el autobús turístico.

Al salir por la puerta principal del monasterio, nos encontramos en la plaza de Krasnogorsk. Aquí se puede caminar a lo largo de la pared exterior del monasterio para ver el monumento a San Sergio de Radonezh que fundó la ciudad en 1337.

De pie en la plaza, podrá disfrutar del contraste entre la restauración de los edificios construidos hace 300-400 años y los edificios construidos en los años 50, que producen una absoluta indiferencia.

Al otro lado de la calle del monasterio, en completa desolación, se encuentra el edificio Mir de la antigua Casa del Cine. La fachada es una muestra del estilo soviético de los últimos cincuenta años.

Hay cuatro grandes figuras femeninas que personifican los diferentes pueblos de la URSS y una gran bola del mundo enmarcada en un celuloide. Ahora el edificio está medio destruido y rodeado por una cerca alta. Se espera que también le llegue la hora de la restauración.

Como suele suceder en Rusia, la iglesia y los objetos de culto conviven con monumentos soviéticos.

En el parque Pafnutevski a 200 metros del monasterio hay un gran monumento con una llama eterna dedicada a los habitantes de Sérguiev Posad que murieron durante la Segunda Guerra Mundial. Y aquí, inmerecidamente eludido de la atención de los turistas,  se encuentra el templo de  Vedenski construido en el siglo XVI.

Al llegar a Sérguiev Posad, no se puede dejar de visitar la ermita de Chernigovsko-Gefsimanski. Se encuentra en las afueras, y se puede llegar en un autobús urbano o caminando.

Desde el monasterio a la calle Vifanski hay un paseo de unos 40 ó 50 minutos. Se trata de un monasterio en activo, pero lo más interesante es el monasterio-cueva, que se encuentra a siete metros por debajo del templo principal.

A mediados del siglo XIX, Teófanes el monje decidió que la reclusión no era suficiente para él y decidió hacer su propio monasterio dentro del monasterio.

Excavó una pequeña celda con sus propias manos, donde vivió y se dedicó a la oración. Su ejemplo fue seguido por otros monjes, que también excavaron un rincón  subterráneo de oración.

La condición principal para entrar en la fraternidad de la cueva consistía en que el nuevo miembro debía excavar su morada. Algunas células alcanzan hasta 1,5 metros cuadrados.

Gracias al esfuerzo de los monjes, en las cuevas aparecieron nuevas estancias y pasillos. La cueva tiene incluso su propio templo, en el que actualmente se celebran dos servicios a la semana.

Descender hasta aquí solo es posible en grupo y con un guía, que suele ser  uno de los monjes locales.

Los grupos, de hasta diez personas, se reúnen directamente en el templo superior. Es suficiente dirigirse a las mujeres que venden velas en la tienda de la iglesia. Si va al templo de la cueva, traiga consigo obligatoriamente un recipiente para agua.

Si no lo tiene, compre uno en la tienda de la iglesia de arriba. Los monjes, mientras ampliaban  su ciudad subterránea,  encontraron un manantial subterráneo. El agua de la fuente se puede recoger de forma gratuita.

Por su parte, el moderno Sérguiev Posad, es una ciudad industrial. Hay fábricas de construcción de maquinaria, electro-técnicas, metalúrgicas y otras.

Sérguiev Posad, es un centro regional con una población de unas 250.000 personas. Históricamente, la ciudad es famosa por la producción de juguetes. Aquí se fabrican muñecas del siglo XVI.

En la ciudad se encuentra el único instituto y museo de juguetes de Rusia que contiene muestras que remiten a la historia y la evolución de las muñecas.

Los hoteles en la ciudad no son tan visibles como en otras ciudades del Anillo de Oro. Debido a su proximidad a Moscú, Sérguiev Posad es una especie de punto de tránsito para los viajeros. Normalmente pasan aquí un día y, o bien siguen hasta Yaroslavl, o bien, regresan a la capital. Es muy cómodo si tienes un día libre en Moscú.

Cómo llegar: Los autobuses de la ruta n.º 388 Moscú-Sérguiev Posad salen cada 10-15 minutos de la estación de metro VDNJ. Desde la estación de tren Yaroslavski cada 10-30 minutos los trenes salen a Sérguiev Posad, así como a Balakírev y Alexándrov, que se encuentran en la misma ruta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.