Putin condena el asesinato de un periodista en Kabardino-Balkaria

"Lamentablemente, en nuestro país nos hemos topado de nuevo con un crimen muy grave: el asesinato de un hombre. Se ha violado el derecho más importante, el derecho a la vida", aseguró Putin, citado por las agencias rusas.

El presentador del programa de noticias "Vesti KBR" de la televisión de Kabardino-Balkaria, Kazbek Guekkíev, fue asesinado ayer cuando se dirigía a su domicilio en Nálchik, capital de esa república de mayoría musulmana vecina de Osetia del Norte.

Putin, que hizo estas afirmaciones al reunirse con el Defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukin, aseguró que, "a juzgar por todo, (el asesinato) está relacionado con el derecho a la difusión de información, ya que se trataba de un periodista".

"Esto nos hace pensar cuán eficaz es nuestro trabajo en defensa de los derechos humanos en el país", dijo.

El líder ruso destacó que Guekkíev era un periodista joven y con un brillante futuro por delante.

"Estoy seguro de que nuestras fuerzas de seguridad hacen todo lo que pueden para que los criminales sean desenmascarados y castigados", agregó.

Por su parte, Lukín pidió al jefe del Kremlin que haga todo lo posible para que las fuerzas de seguridad locales protejan de manera más eficaz a los periodistas.

"Pero hay que proteger a todas las personas independientemente de sus actividades", comentó al respecto Putin.

Al parecer, según testimonios de sus compañeros de canal, los asesinos se acercaron a Guekkíev y le preguntaron si él era el que presentaba diariamente las noticias y, tras recibir una respuesta afirmativa, le dispararon en la cabeza.

Los colegas de Guekkíev aseguran que el asesinado y otros periodistas de la televisión local habían recibido amenazas en sus domicilios, mientras las autoridades locales buscan a dos personas como responsables del crimen.

Dos empleados del canal tuvieron que dejar sus puestos de trabajo tras recibir amenazas de extremistas.

El representante del Kremlin en el Cáucaso Norte, el viceprimer ministro Alexandr Jloponin, aseguró que Putin controla directamente la investigación y ha enviado a la zona al jefe del Comité de Instrucción, Alexandr Bastrikin.

El presidente de Kabardino-Balkaria, Arsén Kanókov, aseguró que "no se puede descartar que el terrible asesinato sea un intento de asustar a los periodistas que ejercen honestamente su deber profesional".

Mientras, el presidente de la Unión de Periodistas de Rusia (UPR), Vsevolod Bogdánov, expresó su consternación por el asesinato, al tiempo que aseguró que "es difícil decir porqué lo mataron", ya que Guekkíev no se dedicaba a cubrir asuntos políticos o temas sensibles.

"No se dedicaba al periodismo de investigación. Era una persona esmerada y educada", dijo.

Según la UPR, "330 periodistas han muerto en Rusia (de forma violenta) desde la caída de la Unión Soviética"

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies