Medvédev niega un giro reaccionario de Rusia

"No creo que esas leyes sean reaccionarias. Considero que un régimen político y aquello que realmente sucede en el país con el sistema político sólo puede ser juzgado con las acciones que derivan de las leyes aprobadas", dijo el jefe de Gobierno ruso en una entrevista en el canal de televisión público "Rossiya".

Desde la victoria de Vladímir Putin en las presidenciales del pasado mes de marzo, en medio de las protestas públicas de miles de personas descontentas con las autoridades, el Parlamento ruso ha promovido y aprobado varias leyes que dificultan la labor de la oposición.

La Cámara Baja del Parlamento, auspiciada por el Kremlin, puso trabas a la información en internet, limitó el derecho de reunión incrementando las multas por incumplir los requisitos para manifestarse e impuso medidas restrictivas a la actividad de las ONG rusas y extranjeras.

Así, las organizaciones civiles financiadas desde el exterior deben informar de ese hecho a las autoridades rusas para ser incorporadas a una lista de los llamados "agentes extranjeros".

Algunas de estas ONG que son financiadas por Occidente, como las reconocidas por su labor en la defensa de los derechos humanos Memorial o Grupo de Helsinki de Moscú, fueron calificadas de "positivas para el país" por Medvédev.

"Los respeto. Aunque no coincidimos en muchos aspectos, su actividad es en general positiva para el país. Creo que de alguna manera cumplen la función de sanitarios al señalar los problemas a las autoridades", dijo el expresidente ruso.

No obstante, defendió la necesidad de "ejercer un control añadido" sobre las organizaciones "que se dedican a la actividad política y reciben dinero del extranjero".

"Imagínense si una ONG norteamericana recibe dinero del presupuesto federal ruso. Creo que el escándalo alcanzaría a todo Estados Unidos. Se trata de un control añadido sobre este tipo de operaciones, toda vez que la política interior es un asunto soberano que atañe a un Estado concreto", apuntó Medvédev.

La presidente del Grupo de Helsinki de Moscú, Ludmila Alexéyeva, respondió al primer ministro que la ley sobre las ONG "pretende estrangular a la sociedad".

Por su parte, el presidente de Memorial, Arseni Roguinski, dijo que la ley "tiene un carácter represivo, que quiere humillar a las organizaciones no gubernamentales"

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies