Apple no logra registrar la marca iPad en Rusia

La Cámara de Disputas de Patentes dice no haber encontrado 'rasgos distintivos' en el diseño de la tableta. Fuente: RIA Novosti

La Cámara de Disputas de Patentes dice no haber encontrado 'rasgos distintivos' en el diseño de la tableta. Fuente: RIA Novosti

La Cámara de Disputas de Patentes ha rechazado la apelación de Apple a la negativa de Rospatent de registrar en Rusia la marca iPad. De este modo, el segundo intento de Apple de defender su marca tampoco ha tenido éxito.

Apple ha sido de nuevo incapaz de registrar en Rusia la marca iPad. Esta vez la compañía norteamericana recibía la negativa de registro de la Cámara de Disputas de Patentes, que dice no haber encontrado 'rasgos distintivos' en el diseño de la tableta.

La historia del registro de la marca iPad en Rusia comenzó en 2010, cuando Apple entregó a Rospatent la primera solicitud de registro de esta marca. La empresa norteamericana quiso inscribirla en la clase novena de artículos del Clasificación Internacional de Bienes y Servicios, a la que pertenecen los ordenadores, los dispositivos digitales de audio y vídeo, los teléfonos, las cámaras de fotos y otros gadgets.

La negativa llegó dos años después. La solicitud fue declinada el 26 de abril de 2012, y la causa era la ausencia de rasgos distintivos esenciales en la apariencia exterior de la tableta de Apple respecto a los dispositivos análogos fabricados por sus competidores.

 Apple intentó apelar esta primera negativa dirigiéndose a la Cámara de Disputas de Patentes. En la apelación se ponía de manifiesto que 'un producto tridimensional, de una forma y otra, siempre es un artículo determinado' y tiene una forma 'que permite distinguirlo de otros productos del mismo tipo de los demás fabricantes.

Según la reclamación de Apple, la forma de su tableta, y precisamente su cara plana con un botón en la parte inferior y la otra cara convexa son características de los dispositivos de Apple y fue en el iPad donde aparecieron por primera vez en el mercado.

Los rasgos distintivos del iPad “saltan inmediatamente a la vista de los consumidores, lo cual se confirma en distintas publicaciones en páginas de internet”, se comenta en la solicitud de Apple.

Otro argumento que esgrimieron contra la decisión de Rospatent fue que los  productores rastrean la producción de la competencia y, por lo general, evitan copiar la apariencia externa de los gadgets.

El intento de apelación de la decisión de Rospatent finalizó sin éxito el 23 de noviembre de 2012.

 El Colegio de la Cámara de Disputas de Patentes señalaba entre las causas de la negativa que el único diseño presentado por Apple del dispositivo tenía la forma habitual que tienen los dispositivos electrónicos de comunicación modernos.

 Las insignificantes diferencias en cuanto a las dimensiones de los dispositivos (así como el tamaño de la pantalla, la distribución de los botones y de los conectores) no son sustanciales y no demuestran ninguna capacidad de distinción del aparato.

 La causa expuesta por la Cámara de Disputas de Patentes para el rechazo de la marca iPad se parece al argumento inicial de Rospatent, que en la primera negativa a Apple indicaba que el diseño es “característico de todos los dispositivos electrónicos de comunicación modernos de distintos fabricantes como por ejemplo Asus, Samsung, HTC, PocketBook, Sony, etc.”. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Cnews.ru  

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies