Rusia reconoce daños en una de las baterías solares de la estación espacial

Rusia reconoció hoy que una de las baterías solares de la Estación Espacial Internacional (EEI) ha resultado dañada por el impacto de un micrometeorito, lo que está afectando al suministro energético.

Raikunov aseguró que, aún a día de hoy, nadie sabe cómo resultó dañada la batería de la plataforma orbital, ya que "sus partes son muy pequeñas".

"Estamos estudiando la situación y preparando una serie de medidas para solucionar el problema. Nosotros y los estadounidenses supervisamos el estado de la EEI, que sufre unos pequeños problemas energéticos", dijo.

El funcionario ruso reconoce que las cámaras de seguridad incorporadas en la plataforma orbital para evitar la colisión con basura espacial no siempre captan el impacto de pequeños fragmentos de varios centímetros o incluso milímetros de tamaño.

"Nosotros y los americanos no siempre vemos los fragmentos pequeños, pero estos representan, al mismo tiempo, un gran peligro", resaltó.

La estación espacial sufre desde hace meses diferentes problemas de suministro eléctrico debido a los fallos en sus placas solares, razón por la que, en varios períodos, la tripulación ha tenido que funcionar en régimen de máximo ahorro energético.

La plataforma orbital, que funciona desde 1998 y desde hace varios años acoge al mismo tiempo seis inquilinos, recibe suministro energético de ocho placas solares

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies