Cómo doblan los rusos las series de éxito estadounidenses

El estreno de "Doctor House" tuvo un gran éxito. Fuente: ITAR-TASS

El estreno de "Doctor House" tuvo un gran éxito. Fuente: ITAR-TASS

Series como 'Lost' o 'House' también han triunfado en Rusia, aunque la manera de difundirlas o de doblarlas tiene sus peculiaridades.

En 2004 en las pantallas de EE UU se estrenó Lost. Su primera temporada causó gran sensación y alcanzó grandes cotas de audiencia.

Mes y medio después tuvo lugar el estreno de House, con igual éxito. Y aunque ahora muchos crean que la moda de las series comenzó entonces, no es exactamente así.

Las series de calidad con argumentos decentes y buenos actores existían desde hace tiempo. Pero fueron House y Lost las que llevaron a las series norteamericanas a convertirse en un fenómeno de masas.

Mientras tanto, en 2004 la mayor parte de las series rusas eran melodramas de mediodía e historias nocturnas sobre bandidos y policías: interminables e idénticas.

Pero las nuevas series norteamericanas acabaron llegando a Rusia. La demanda de los usuarios de internet no era menor que el de las amas de casa y las abuelas de pueblo.

Las jóvenes veinteañeras pasaron a ver Gossip Girl, los chicos The Big Bang Theory y todos juntos Dexter y House.

En este punto conviene recordar la tradición soviética de las traducciones piratas. Durante mucho tiempo no hubo una distribución legal de cine en Rusia.

El cine clásico occidental de la segunda mitad del siglo XX lo vimos en traducciones piratas. Cuentan que los valientes traductores doblaban las películas con una pinza en la nariz para que las fuerzas del orden no reconocieran su voz.                                                          

Ahora la situación se repite: las agencias legales no están dispuestas a doblar los nuevos capítulos de Dexter y Jericho.

El relevo de los traductores soviéticos se ha producido. Los equipos actuales están formados por varios traductores, un redactor, dobladores y productores. Están dispersos por toda Rusia y funcionan por internet.

El primer estudio de doblaje de aficionados conocido fue Lostfilm está dirigido por Andréi Kravets, y como se deduce fácilmente de su nombre, comenzaron precisamente con Lost.

Al principio los dobladores eran los propios seguidores de la serie, incluido Kravets, pero después este comenzó a contratar a actores profesionales. Colgaban el resultado final en la página web del grupo, Lostfilm.tv, en forma de torrent gratuito.

Fue gracias a las series y a las películas que los torrents se volvieron tan populares en Rusia.

El volumen de trabajo de Lostfilm fue aumentando exponencialmente: A Lost le siguieron House M.D., 24, Dexter, Prison Break y otras.

Apareció un mundo televisivo enorme que prácticamente se cruzaba con el oficial. Sólo Lost se emitió en televisión en prime time, y su temporada final, con apenas una semana de retraso fue todo un récord.

Con House pasó lo habitual: no apareció hasta tres años después de su estreno, en 2007.  En ese momento, todos los internautas rusohablantes hablaban de esa serie y parecía que el éxito estaba garantizado.

Después de emitir precipitadamente tres temporadas en un año, el canal televisivo anunció que no seguiría con House debido a las divergencias de intereses de los espectadores.

Finalmente, la serie se retransmitió pero ni siquiera llegó a ser un evento mínimamente significativo. Kravets describe la situación en una entrevista para el periódico 'Chastni Korrespondent':

La televisión ha perdido su oportunidad. Y no está haciendo prácticamente nada para darle la vuelta a la situación. Le dan igual los espectadores, me refiero a la generación de gente joven que utiliza internet, y aun más  los seguidores de la serie. Los representantes de los canales centrales consideran que estos últimos se acaban enterando de todo”.

El mundo del doblaje no se ha limitado a un solo equipo. En 2006 surgió el grupo Novafilm, procedente de Lostfilm. Su líder, conocido por el pseudónimo btf (su nombre real es Kirill Turanski) acusaba a sus antiguos socios de autoritarismo.

En 2010 Lostfilm casi se convierte en víctima de una “incursión corporativa” con secuestro. Pero en lugar de denunciar, Kravets publicó un post en su página web. Y btf considera que lo que hace es por puro hobby:

“Novafilm es un hobby. Si pudiera ser mi fuente de ingresos principal sería genial, pero en general así ya está bien. En nuestra página web hay publicidad, tenemos un banner, que nos reporta un 'montón', alrededor de 50 dólares al mes”, comentaba a la revista Computerra.

Pero si el doblaje de series no sirve para recaudar dinero, ayuda a alcanzar la fama, gracias a la popularidad de la serie.

Por ejemplo, el equipo Kurazh-Bambéi se hizo famoso por el doblaje con una sola voz de la sitcom The Big Bang Theory y Cómo conocí a vuestra madre.

La única voz del equipo, Denís Kolesnikov pide que no se les compare con Lostfilm, y cuenta que comenzó a doblar series para poder explicarle a su madre de qué se reía tanto.

Ahora gana dinero a costa del nombre que se ha creado: la edición oficial del libro The bro code, del personaje de Cómo conocí a vuestra madre Barney Stinson, ha utilizado “la traducción de Kurazh-Bambéi”, de lo que informa al lector ruso con letras enormes en la portada.

Un ejemplo similar de conjunción de lo oficial y lo pirata es la habitual doble vida de las series norteamericanas en Rusia.

Por un lado, las ve casi todo el mundo. Los personajes de The Big Bang Theory aparecen en camisetas infantiles, y los protagonistas de Mad Men en las páginas de las revistas.

Se reseñan los nuevos episodios, los actores dan entrevistas, se habla de las series, pero oficialmente no existe todo esto.

Los periodistas evitan el tema de las fuentes con un silencio embarazoso: podemos hablar de lo que pasará en The walking dead, pero no de dónde verlo.

Y mientras tanto, en el prime time de los principales canales siguen ofreciendo series totalmente diferentes... 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies