Sorpresa en Museo Estatal de Uzbekistán

"Nuestra colección es rica en maravillosas obras de arte, y ahora se ha enriquecido con una perla única. Los fondos del museo guardan aún muchos trabajos cuya autoría está por determinar", dijo la directora del Museo Estatal, Vasiliá Faizíyeva, citada por medios locales.

Según los investigadores, la obra pertenecía al último emperador de Rusia, Nicolás II, y fue traída a Tashkent en 1880.

Cuarenta años más tarde, en 1920, la "Lamentación sobre Cristo Muerto", de Veronese, entró en la colección del entonces Museo Central de las Artes, hoy reconvertido en la principal pinacoteca del país centroasiático.

Durante casi un siglo, los expertos han considerado que el cuadro, que representa una escena bíblica, era obra de un pintor desconocido.

Una serie de análisis químicos han certificado la autenticidad de la obra del pintor nacido en la ciudad italiana de Verona, destacado representante del manierismo veneciano.

El museo tiene ante sí un escrupuloso trabajo de restauración del lienzo, concluyó Faizíyeva.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies