Cestas de regalo para recibir el fin del mundo

En la ciudad rusa de Tomsk se ha puesto a la venta un kit con una botella de vodka, vendas, pastillas de jabón y otros objetos útiles. Fuente: ITAR-TASS

En la ciudad rusa de Tomsk se ha puesto a la venta un kit con una botella de vodka, vendas, pastillas de jabón y otros objetos útiles. Fuente: ITAR-TASS

Si alguien quiere saber cómo se toman los rusos el anuncio del fin del mundo, del próximo 21 de diciembre, deberá mirar hacia Tomsk. Una de las agencias de bodas de la ciudad ha comenzado a vender unas cestas que han llamado "Para el fin del mundo."

La cesta cuenta con una cuerda, jabón, una botella de vodka y otros artículos útiles, según el criterio de los vendedores. La directora de la agencia Yuliana Shchegoleva tomó prestada la idea de los mexicanos. Según Shchegoleva, el proyecto de creación de estas cestas para los rusos surgió hace unas dos semanas. 

"A partir de diferentes fuentes, nos enteramos de que el 21 de diciembre llegará el fin del mundo. Y pensé, ¿por qué no prepararnos para ello? Entramos en internet y sólo encontramos los kits mexicanos. ¿Es que somos peores que los mexicanos? ", explica a Utro.ru. Ahora se venden en las tiendas de Tomsk unos packs con productos de primera necesidad, útiles cuando llegue el Apocalipsis. 

En el pack, que lleva el lema "¡Lo peor no va a suceder!", uno encuentra la tarjeta de identificación del propietario, valeriana, pastillas de carbón, vendas y validol (pentanoato de metilo), trigo sarraceno, unos arenques y una botella de vodka, un bloc de notas "Para escribir el futuro" y un lápiz, así como velas, fósforos e incluso cuerda y jabón. "Por lo que respeta a los dos últimos productos, serán útiles en cualquier hogar”. 

“Cómo usarlos, es decisión de cada uno, según su visión del mundo. Nosotros no hacemos ninguna alusión", explicó Shchegoleva. "Por supuesto, todos esto es para que la gente se los tome con sentido del humor. Los hemos distribuido en varias tiendas. No llevamos la cuenta de cuántos se han vendido, pero ya han sido muchos”. 

“Estamos vendiendo los kits por pedidos; por ejemplo, como regalos de empresa para Año Nuevo", explicó en el portal de la ciudad “En Tomsk”. El coste de la cesta para la recepción del fin del mundo es de 890 rublos (casi 30 dólares). Los promotores prometen entregar los pedidos a cualquier región de Rusia. 

Artículo publicado originalmente en RBC Daily

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies