Los BRICS trabajan para ser más fuertes a nivel financiero

Los miembros del grupo trabajan para reforzar la colaboración y crear un fondo anticrisis común. Fuente: AP

Los miembros del grupo trabajan para reforzar la colaboración y crear un fondo anticrisis común. Fuente: AP

Los líderes de los países del grupo BRICS continúan trabajando para reforzar la colaboración. El ministro de Finanzas de Rusia, Antón Suluanov, anunció que crearán un fondo regional anticrisis. Su volumen podría alcanzar los 240.000 millones de dólares.

Los nombramientos de los jefes del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial demostraron que Estados Unidos y Europa no tienen prisa por ceder sus posiciones y cambiar la distribución de votos en favor de los países emergentes,  cada vez con más peso en la economía global.

La decisión de crear un propio fondo regional anticrisis es una respuesta de los BRICS a esta situación. Todavía falta por determinar el volumen, pero en la prensa rusa se ha filtrado que  podría ser muy cuantioso.

Se podría comparar con el 'proyecto Chiang Mai', el fondo anticrisis de China, Japón, Corea del Sur y la Asociación de Países del Sureste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés). Actualmente este fondo de crédito mutuo cuenta con cerca de 240.000 millones de dólares.

“Es evidente que estos medios no son suficientes para salvar a los países de una catástrofe pero sí que lo serían para prestar un apoyo temporal”, explica Daria Zhelannova, analista jefe en la empresa Alpari.

El fondo permitirá a los miembros del grupo BRICS crear un sistema propio de concesión de créditos mutuos. Además, en caso que haya déficit de liquidez, cualquier miembro podrá utilizar dinero del fondo, en un volumen igual a su propia aportación multiplicada por un indicador, que todavía se está debatiendo.

“El acceso a este dinero permitirá a los países BIRCS tener una reserva financiera y no tener que dirigirse al FMI o al Banco Mundial, que en caso de proporcionar medios aplican unas rígidas obligaciones al país prestatario”, explica el jefe del departamento de operaciones inversoras de AKB 'Lanta Bank', Oleg Poddimnikov.

Además, el dinero se podrá utilizar para la solución de problemas a gran escala y para apoyar el crecimiento económico de los países BRICS, así como para diferentes cuestiones operativas, como por ejemplo, las intervenciones de divisas o la concesión de créditos.

“Por último, los medios de este fondo pueden ser utilizados para ayudar a otros países”, destacó el analista de Investkafe, Iliá Rachenkov. En el mundo hay unos 150 países cuyo PIB, calculado a la par del poder adquisitivo, es menor al presupuesto que se prevé que tenga el fondo anticrisis.

Negociaciones y acuerdos

Los parámetros para la creación del fondo fueron elaborados por una comisión especial creada por los BRICS el 10 de junio del 2012. Además, este grupo de trabajo se ocupa de determinar cómo podría ser otra organización conjunta, el Banco del Desarrollo, cuyos medios se destinarán a proyectos de infraestructuras.

El periódico digital ruso Gazeta.ru informa que los parámetros concretos del banco y del fondo seguramente se discutirán en la cumbre del grupo BRICS en marzo del 2013.

Hace dos años entre la comunidad de expertos estaba de moda pronosticar o bien un final rápido del grupo BRICS o al menos un cambio en su composición.

Sin embargo, los integrantes del grupo han empezado a buscar vías para aproximarse y para reforzar la cooperación en la esfera económica, y están interesados en conservar el grupo en el estado actual.

Son los países del mundo que más rápido se desarrollan, sin embargo, la inestabilidad de la economía global puede afectar a sus ritmos de crecimiento, y más cuando la mayoría de los países del grupo depende de la coyuntura internacional de diferentes tipos de materias primas, asegura Poddimnikov.

En este sentido, no solo se trata de Rusia, cuyos ritmos de crecimiento han descendido del 7,5% al 3,9% a causa de los problemas en Europa.

China e India ocupan posiciones punteras en el mundo por sus volúmenes de producción agrícola, Brasil es el productor de azúcar y de café más grande del mundo, Rusia es uno de los líderes mundiales en la extracción de petróleo y gas y China en la extracción de carbón.

Según el experto, si estas cuestiones se convierten en habituales, cabe esperar que se refuerce el papel del bloque BRICS en la economía global.

De momento no se sabe en qué divisa y activos se guardará el dinero de este fondo. Ahora se está estudiando la posibilidad de utilizar dólares estadounidenses, o derechos especiales de giro (Special Drawing Rights). La utilización de yuanes situaría a China en una posición más privilegiada, lo que probablemente no querrán permitir los otros países miembros de BRICS. Además, el yuan todavía no es una divisa totalmente convertible.

“El próximo paso para reforzar la cooperación en el marco del grupo BRICS” -considera Rachenkov de Investkafe- puede ser el de ampliar el papel de las monedas nacionales en las cuentas entre los países BRICS.

Sin embargo este proceso se puede alargar durante mucho tiempo. Además, el desarrollo de las relaciones puede seguir la línea de la cooperación en comercio exterior, aunque en este caso habría un cruce con los quehaceres de la Organización Mundial del Comercio”, señaló el experto.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.