Pereslavl-Zalesski: una ciudad rodeada por murallas

Pereslavl-Zalesski es una pequeña ciudad de la región de Yaroslavl. Se encuentra entre Serguiev Posad y Súzdal, dos de las ciudades del Anillo de Oro de Moscú. La población supera ligeramente los 40.000 habitantes. Si un turista que está visitando las ciudades del Anillo de Oro espera encontrar en Pereslavl-Zalesski un vivo centro histórico como en Serguiev Posad o en Súzdal se llevará una sorpresa, no todos los puntos de interés están en el centro.

Fuente: William Brumfield 

El centro histórico de la ciudad es la Plaza Roja, igual que en Moscú. Pero en vez del Kremlin cuentan con la iglesia de Alexánder Nevski; y en lugar del mausoleo de Lenin hay un monumento al gran general Nevski, que recibió este título al derrotar al ejército de las Cruzadas.

El ejército enemigo llevaba una armadura muy pesada y la capa de hielo que cubría el río no pudo soportar el peso, por lo que éste acabó sumergido bajo el agua. La importancia dada a Alexánder Nevski en Pereslavl-Zalesski se debe a que es precisamente en esta ciudad donde nació y vivió en el siglo XIV.

No puede decirse que el conjunto eclesiástico de la Plaza Roja se encuentre en perfecto estado. Los trabajos de restauración están lejos de ser finalizados, sin embargo, estos edificios son un reflejo de la historia.

En las iglesias quedan huellas de la época soviética. En aquel tiempo los templos eran utilizados como almacenes y los iconos eran pisoteados.

Al lado del monumento a Alexánder Nevski, se encuentra la catedral Spaso-Preobrazhenski que es una de las construcciones de piedra más antiguas de Rusia central (siglo XII). Fue restaurada por completo y en la actualidad en su interior hay una exposición sobre la historia de la misma.

Si se cruza la plaza puede verse una alta muralla: se trata de una antigua fortificación para defender la ciudad ante posibles ataques. Puede accederse a la muralla  a través de una escalera dispuesta con una barandilla.

Tiene entre dos y tres metros de ancho y una altura que ronda los cinco metros. Esta muralla defensiva es uno de los lugares más interesantes de la ciudad. Rodea por completo la parte histórica, por lo que es posible  dar la vuelta a la ciudad por la parte elevada.

Se interrumpe en cinco lugares, allí donde se crearon caminos pavimentados. El diámetro total ronda el kilómetro. Los amantes de la fotografía disfrutarán con este paseo, ya que desde lo alto hay bellas vistas panorámicas y como es: edificios antiguos, casas modernas, empresas de producción y la naturaleza. Desde allí puede observarse, además, el pintoresco río Trubezh. Será un viaje inolvidable, lo importante es no tener prisa y disfrutar de las vistas.

En su mayoría, la ciudad está compuesta por edificios construidos a principios y mediados del siglo XX. La calle principal de la ciudad es la calle Sovétskaya que cruza la ciudad en dirección de Moscú a Yaroslavl. A lo largo de esta calle pueden encontrarse tiendas y cafeterías. 

 Pereslavl-Zalesski no conserva su parte histórica en el interior de la muralla. En esta ciudad los lugares de interés están repartidos. En el interior y a las afueras hay varios monasterios y museos. El monasterio de mujeres de San Nicolái sigue en activo y en él viven y rezan monjas. El acceso a la iglesia de Nikolay está abierto para cualquier persona que desee visitarla.

“Nos visitan muchos turistas. Los sábados llegan hasta 20 autobuses y vienen muchos extranjeros. Si va a la iglesia ponga una vela”, dice un anciano guardia de seguridad que habla con un  acento característico.

 Según la tradición ortodoxa rusa no sólo pueden encenderse velas para la salud de otras personas, sino que incluso se pueden dejar notas con sus nombres. Lo importante es escribirlas en cirílico para que los siervos del templo de Nikolái puedan entenderlas.

El territorio del monasterio es hermoso y está muy bien cuidado. El césped está recortado al igual que los árboles y los arbustos. A partir de las seis de la tarde este lugar es muy tranquilo y silencioso. Sólo se oye el cantar de las monjas proveniente del interior del monasterio. En este monasterio apenas hay tiendas ni puestos, seguramente para no convertir el territorio del monasterio en un parque. Lo más importante aquí es la calma y la soledad.

Los amantes de los templos antiguos y de la arquitectura pueden visitar también los monasterios de Svyato-Troitski Danílov, Nikitski y Uspenski Goritski que es también un museo de arquitectura y pintura.

No obstante, la lista de lugares de interés en Pereslavl-Zalesski es extensa: el jardín botánico, el museo de teteras, el museo de la historia del dinero...

En el pueblo de Vaskovo, a un par de kilómetros de Pereslavl-Zalesski se puede ver el bote de Pedro el Grande. Se trata de un barco hecho a mano por el propio emperador.

Y en la aldea de Kuriushkino se encuentra una legendaria roca de origen glacial. En la antigüedad era un lugar de culto para los paganos. Según la tradición, en el interior de esta roca de cuatro toneladas habita una fuerza divina que es capaz de curar a las personas y que cumple deseos.  

Cómo llegar: Desde la estación de Sholkovskogo de Moscú hasta Pereslavl-Zalesski salen autobuses cada media hora desde las 7:00 hasta las 23:15. El recorrido dura dos horas 45 minutos y el billete cuesta 8 euros.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies