EL CSKA de Moscú apuesta por un cordobés

El CSKA de Moscú desembolsó 12 millones de euros al Anderlecht de Bruselas por ceder al jugador argentino. Fuente: Imago / LegionMedia

El CSKA de Moscú desembolsó 12 millones de euros al Anderlecht de Bruselas por ceder al jugador argentino. Fuente: Imago / LegionMedia

El delantero cordobés Matías Suárez se convirtió en el jugador argentino más caro en la historia de la liga rusa. El CSKA de Moscú desembolsa por su transferencia 12 millones de euros al Anderlecht de Bruselas.

Matías Suárez fue elegido mejor jugador de la liga belga (‘Botín de Oro’) la pasada temporada, cuando lideró con 13 goles y 16 asistencias al Anderlecht al título nacional. Importantes clubes europeos como Bayern Munich, Arsenal y Galatasaray se interesaron también por su fichaje en verano, pero fue el CSKA el que más claramente apostó por Suárez.

El delantero se incorporará oficialmente al conjunto moscovita una vez que se recupere completamente de una lesión de rodilla, presumiblemente en enero, en pleno receso invernal de la liga rusa. A cambio, el precio final baja hasta los 12 millones de euros, en vez de los 16 acordados inicialmente.

Una vez que supere un nuevo reconocimiento médico, el delantero cordobés rubricará su nuevo contrato, por cuatro años de duración y que multiplica el sueldo de 600.000 euros que percibía en Bruselas. Aunque no hay cifras oficiales, diferentes fuentes señalan que su salario en Rusia se moverá entre dos y tres millones anuales.

Un titular indiscutible pese a su juventud Matías Suárez (nacido en mayo de 1988) inició su carrera en Belgrano con 14 años. En octubre de 2006, a los 18 años, debutó con primera división y en verano de 2008 fichó por el Anderlecht, que pagó 1,2 millones de euros al club cordobés. Belgrano se reservó entonces sus derechos de formación, por lo que ahora cobrará un porcentaje de la transferencia de Suárez al CSKA.

La evolución de Matías en sus cuatro años en el fútbol belga fue espectacular. Tras una primera temporada de adaptación, en la que sólo jugó 11 partidos, se convirtió en titular indiscutible pese a su juventud. Anotó 15, 10 y 20 goles respectivamente en los tres siguientes años, en los que ganó dos veces la liga belga con el Anderlecht. 

A pesar de su magnífico rendimiento, Matías no fue nunca convocado con la selección argentina. De hecho, llegó a sonar la posibilidad de que obtuviese la nacionalidad belga para poder jugar con su selección y de paso aumentar su valor de mercado al contar como ficha europea. Aunque dicha posibilidad no siguió adelante y el sueño del jugador sigue siendo vestir un día la albiceleste. Su nuevo destino, el CSKA, salió tercero la pasada temporada de la liga rusa y marcha segundo en la actual, transcurridas 13 fechas.

Matías se encontrará con una importante competencia para lograr la titularidad en el ataque del equipo moscovita, que cuenta con dos de los mejores jugadores de Rusia en el puesto: la perla Alán Dzagóyev y el marfileño Seydou Doumbia, que marcó 28 goles la pasada temporada.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies