La polémica ley rusa de ONGs entra en vigor

Una nueva ley que regula las actividades de las ONG y obliga a registrarse como "agentes extranjeros" a aquellas que reciben financiación del exterior y participan en política entró hoy en vigor en Rusia.

Estas ONG estarán sometidas a un régimen jurídico especial y a un estricto control por parte de los organismos gubernamentales.

Las principales organizaciones rusas de defensa de los derechos humanos han anunciado que no acatarán la nueva ley, que consideran atentatoria contra sus actividades.

"No conozco ninguna organización de defensa de los derechos humanos que se haya registrado como agente extranjero. No somos agentes extranjeros. No podemos denominarnos de esa manera. La ley lo exige, pero no vamos a entregar datos falsos", declaró Liudmila Alexéyeva, jefa del Grupo Helsinki de Moscú (GHM).

Veterana de lucha por los derechos humanos, Alexéyeva subrayó que el GHM renunciará a la financiación desde el extranjero sólo por orden de un tribunal y, de darse esa situación, apelará al Tribunal de Estrasburgo.

La ONG "Golos", que defiende los derechos de los electores, no se registrará como agente extranjero y defenderá su postura en las instancias judiciales, declaró a la agencia Interfax su directora, Lilia Shibánova.

La misma posición ha adoptado Memorial, ONG que en 2009 recibió el premio Sájarov a la libertad de conciencia, que concede anualmente el Parlamento Europeo.

"En la historia reciente de nuestro país las campañas contra 'agentes extranjeros' más de una vez sirvieron de tapadera propagandística para el terror de Estado y la persecución de la disidencia", declaró Memorial.

La negativa de las organizaciones de defensa de derechos humanos a registrarse voluntariamente como agentes extranjeros ha sido calificada de "sabotaje" por el partido oficialista Rusia Unida (RU).

"El sabotaje de algunas ONG al cumplimiento de la exigencias de la ley conducirá a la suspensión de sus actividades", advirtió la diputada y vicesecretaria del Consejo General de RU, Olga Batálina.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies