Moscú se viste de azulgrana

Aficionados rusos del Barcelona durante la final de Champions League de 2009. Fuente: barcamania.com

Aficionados rusos del Barcelona durante la final de Champions League de 2009. Fuente: barcamania.com

La visita del Barcelona a Moscú para enfrentarse al Spartak en la 5ª jornada de Champions League es probablemente el evento futbolístico más importante que acoge la capital rusa en la segunda mitad de año. El Barcelona, junto al Real Madrid, es el club de fútbol extranjero con más tirón en Rusia por número de aficionados. A gran distancia estarían los ingleses Manchester United y Chelsea.

El conjunto azulgrana, que batiese 3-2 al Spartak en el encuentro de ida disputado en el Camp Nou, es líder del grupo G: un simple empate en Moscú le sirve para sellar su clasificación para la siguiente fase, aunque le conviene la victoria para no complicarse el primer puesto de grupo. Las opciones del Spartak de seguir con vida en la Champions League son remotas, pasan por ganar los dos partidos que restan de primera fase.

 

En todo caso, queda la consolación de que el tercer puesto de grupo concede plaza para la Europa League, segunda competición continental. Moscú está viviendo un otoño de temperaturas suaves, se esperan alrededor de 3-4 grados a la hora del partido (21:00h hora local).

La visita del Barcelona obrará por segunda y última vez en el año 2012 el milagro de llenar el inmenso y céntrico estadio de Luzhnikí (80.000 espectadores), ese con pista de atletismo y que por la tele siempre parece vacío.

 

La ocasión anterior ocurrió a últimos de febrero, con el CSKA-Real Madrid  de octavos de final de la pasada edición de Champions League. El precio de las entradas más baratas para el Spartak-Barcelona son 550 rublos (14 euros al cambio), pero no se molesten en buscarlas, pues hace tiempo que se agotaron.

 

Cuando en las oficinas del club se pusieron a la venta hace más de un mes, se organizaron colas de aficionados. El máximo número de entradas que podía comprar cada persona eran cuatro, restricción que no supuso mayor inconveniente para que la mafia hiciese su agosto con la reventa, como sucede en cualquier evento de relieve en Moscú.

 

Otra muestra del tirón del FC Barcelona en Rusia son las varias peñas de aficionados con las que cuenta en el país. Rusia Hoy ha entrevistado a Kostia Loss, responsable de la más numerosa y veterana, Barcamania.

¿Cuál fue tu primera reacción tras el sorteo, cuando supiste que el Barcelona jugaría en Moscú?

Fue una mezcla de sentimientos. La oportunidad de poder ver un partido en directo del Barcelona en Moscú es una oportunidad poco habitual, quizá una vez cada diez años. Por otro lado, supone una gran responsabilidad, por la cantidad de eventos alrededor del partido.

¿Os sentaréis en el estadio junto a los aficionados españoles del Barcelona?

En los encuentros fuera de casa (Kiev, Minsk, Kazán, Donetsk) no solemos tener problemas para comprar entradas online y sentarnos junto a aficionados del Barca llegados de España. Lamentablemente, no será así para este partido.

 

El Barcelona no concede a nuestra peña status oficial y por tanto no nos ayuda con el trámite burocrático (motivos de seguridad) que supone conseguir asiento en el sector del equipo visitante en Luzhnikí. 350 seguidores rusos tendrán que comprar entrada regular, con lo que no podrán sentarse con el resto de aficionados azulgrana.

¿Cómo y cuándo empieza la historia del club de fans del Barcelona en Rusia?


La historia de la peña está directamente relacionada con nuestra web que el próximo febrero cumplirá diez años. La prensa deportiva rusa entonces apenas prestaba atención al Barcelona y nuestra web vino a cubrir ese espacio, la demanda de aficionados rusos que buscaban información sobre su equipo más allá de un breve esporádico en el periódico.

¿Cuántos miembros tiene la peña?


Contamos con delegaciones en 15 ciudades de Rusia y la antigua URSS. Miembros activos en Moscú somos 150. Los días de partido nos juntamos entre 10 y 100 personas, varía mucho según el interés del encuentro y el horario. La web tiene un tráfico de alrededor de 6.000 usuarios únicos diarios.

¿Cuáles son vuestras actividades regulares?

La actividad principal del grupo es reunirse para ver juntos en un bar los partidos del Barcelona. Además, realizamos viajes para seguir en directo al equipo cuando juega Champions League fuera de casa y organizamos un ‘congreso’ anual al comienzo de temporada, habitualmente en Minsk (Bielorrusia).

 

Alrededor del Barcelona hemos construido una pequeña familia y, además de para los partidos, nos reunimos para celebrar por ejemplo el Año Nuevo o el cumpleaños de alguno de los miembros.

¿Tienes constancia de otras peñas del Barcelona en Rusia?

Sí, hay algunos grupos similares. Nos conocemos y mantenemos relaciones básicamente cordiales.

¿Seguís solamente el fútbol o también las secciones del Barcelona en otros deportes?

Estamos bastante enfocados al fútbol, pero en la web trabajamos para poner también de relieve el trabajo del club en otras secciones, especialmente baloncesto, cuyos partidos seguimos en la medida de lo posible.

 

¿Cuentan con algún miembro español o hispanohablante en la peña?

Como he mencionado, tenemos delegaciones en 15 ciudades y sí, hay algunos españoles, especialmente catalanes. La afición por un equipo de fútbol puede tener efectos peculiares en la vida de la gente. Creo que los españoles están a gusto con nosotros, pues no pocos rusos están aprendiendo castellano… por su club, el Barcelona. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies