La inflación no hace a los rusos escatimar en gastos

La inflación no hace a los rusos escatimar en gastos. Fuente: ITAR-TASS

La inflación no hace a los rusos escatimar en gastos. Fuente: ITAR-TASS

Según las encuesta de la empresa Romir, los consumidores rusos no cambian sus hábitos de consumo a pesar de una tasa de inflación del 6-8%. Una de las causas principales es el aumento de ingresos. Expertos critican el estudio y argumentan que no considera a las personas con ingresos más bajos ni el aumento de las desigualdades.

Alrededor de un tercio de la población de Rusia puede permitirse cualquier gasto, excepto grandes y costosas adquisiciones, según las encuestas del centro de datos Romir. Los sociólogos explican la situación por el crecimiento de ingresos y la baja inflación, en comparación con años anteriores. Mientras tanto, los expertos destacan: en la investigación no se ha considerado la opinión de los ciudadanos con bajos ingresos.

 

Los consumidores rusos han perdido el miedo a la subida de precios. De acuerdo con la investigación del grupo empresarial Romir, el 16% de las personas se consideran acomodadas y no reducen gastos debido a la inflación.

 

El 27% está dispuesto solo a renunciar a compras caras pero se permiten cualquier gasto. Romir llevó a cabo una encuesta semejante en el 2005. Entonces, solo el 5% de los encuestados dijo que la subida de precios no influía en su consumo. Esta tendencia positiva en los últimos siete años es debida a dos factores, considera uno de los principales expertos del grupo empresarial Romir, Ígor Berezin:

 

“El salario promedio en el país durante los últimos siete años ha crecido de forma significativa,  y el crecimiento de los ingresos fue por delante de la subida de los precios, incluso teniendo en cuenta los períodos desfavorables cuando estos crecían rápidamente.

 

El segundo factor son las tasas de inflación del 6-8%. Bajas en comparación con las de mediados de los años 2000 cuando fueron del 12 -16% anual".

 

El 20% de los encuestados respondieron que reasignan el presupuesto por el aumento del gasto en alimentos y artículos de primera necesidad. En comparación, en el 2005 casi un 40% eligió esa manera de luchar contra la inflación.

 

Aunque los expertos de Romir no han estudiado bien la categoría de ciudadanos de bajos ingresos, para los que incluso un ligero aumento de los precios sigue siendo muy notable, considera el político Serguéi Rizhenkov.

"Hay un aumento de los salarios, pero no se puede considerar esto fuera del problema de la estratificación social y el aumento de las desigualdades.

 

La inflación es como la temperatura media en el hospital, pero en realidad, las personas, especialmente las del grupo de consumo más bajo, que tienen unos ingresos que por encima del umbral de la pobreza, la inflación es muy tangible. Sobre todo  los bienes de uso necesario, como la alimentación. Y esta es superior al 6% -8%”, dijo.

 

Por otro lado, según datos de Romir,  para los ciudadanos casados​​ la inflación es un problema mayor que para los solteros. 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies