Rusia prohibirá a los pasajeros de aviones que embarquen bebidas alcohólicas

El Ministerio de Transporte de Rusia ha elaborado una serie de enmiendas que, de ser aprobadas, permitirán a las compañías aéreas retirarles a los pasajeros las bebidas alcohólicas adquiridas en las tiendas libres de impuestos, debido a los problemas que crean los viajeros ebrios durante los vuelos.

La propuesta, presentada por las compañías aéreas rusas, señala que en el momento de embarcar los pasajeros deberán entregar las bebidas alcohólicas a la tripulación y estas les serán devueltas al llegar a destino, informa hoy el periódico  "Rosíiskaya Gazeta".

Según el diario oficial, la norma, que obligará a dejar en consigna también las bebidas compradas a bordo del avión, no prohíbe a las compañías aéreas servir a sus pasajeros un vaso de cerveza o de vino durante el vuelo.

Aunque la recogida, el almacenamiento y la devolución de las bebidas alcohólicas suponen un trabajo adicional para el personal de las compañías aéreas, éstas se muestran dispuestas a asumirlo en aras de la seguridad de los vuelos.

"En el último año y medio una sola compañía aérea contabilizó más de mil casos de borrachos que supusieron una amenaza para la seguridad de vuelo", apuntó "Rossískaya Gazeta", que destacó que los vuelos largos, de más de diez horas, son "especialmente difíciles para las tripulaciones".

El Ministerio de Transportes ha propuesto, además, que las tripulaciones vayan acompañadas de agentes de seguridad, que en caso de necesidad puedan reducir por la fuerza a los gamberros que hacen de las suyas durante el vuelo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.