Irak presenta un ultimátum a Gazprom

El país árabe exige que la empresa rusa cancele sus contratos con el Gobierno en Kurdistán mientras siguen las noticias sobre una posible cancelación de un pedido de armas. Fuente: RTR

El país árabe exige que la empresa rusa cancele sus contratos con el Gobierno en Kurdistán mientras siguen las noticias sobre una posible cancelación de un pedido de armas. Fuente: RTR

Irak exige que la división petrolera del grupo ruso Gazprom cancele sus contratos con el Gobierno Regional de Kurdistán o abandone la explotación del campo petrolero de Badra, informó la semana pasada Faisal Abdullah, portavoz del viceprimer ministro iraquí para asuntos energéticos. Minetras, se habla de una posible cancelación de un pedido de armas.

Abdullah, citado por AFP, dijo que el Gobierno iraquí envió a Gazprom una carta a este respecto pidiendo respuesta oficial.

La empresa Gazpromneft, división petrolera de Gazprom, adquirió en agosto pasado una participación en dos bloques petroleros gracias a un contrato directo con el Gobierno Regional de Kurdistán.

Las reservas de estos bloques, Shakal y Garmian, se calculan en 3.600 millones de barriles.

La empresa rusa siguió el ejemplo de sus rivales extranjeras, como Exxon y Total, pero su decisión provocó la irritación del Gobierno de Bagdad que disputa con las autoridades de Kurdistán los ingresos petroleros.

“El contrato (con Kurdistán) no es legal”, declaró Abdullah. “En la misma situación se verán todas las empresas que trabajan en Irak porque cualquier contrato energético ha de ser aprobado por el Gabinete y el Ministerio del Petróleo”.

Gazpromneft también tiene una participación del 30% en el campo petrolero de Badra, cuyas reservas rondan 3.000 millones de barriles y en el que coopera con la turca TPAO, la surcoreana Kogas y la malaya Petronas.

Badra es limítrofe al campo iraní de Azar que Gazpromneft pretende desarrollar en cooperación con NIOC, la corporación estatal petrolera de Irán.

 

El proyecto de Badra cubre un período de 20 años prorrogables por otros cinco y prevé una inversión total de casi dos mil millones de dólares. Las obras empezarán en el presente año.

 

Gazpromneft, participada al 95,68% por Gazprom, es la quinta productora rusa del crudo.

 

Posible cancelación de contrato de armas

Por su parte, estos día se habla de la cancelación por parte de Irak de un paquete de contratos con Rusia sobre la compra de armas rusas por valor de 4.200 millones de dólares, escribe hoy el periódico Nezavisimaya gazeta.

Los contratos por el suministro a Bagdad de 42 sistemas antiaéreos de cañón-misil Pantsir-S1 y 30 helicópteros Mi-28NE fueron firmados durante la visita a Moscú del primer ministro iraquí Nuri al Maliki en octubre pasado.

Las partes acordaron también un posible suministro a Irak de una partida de cazas rusos MiG-29M/М2 y de vehículos blindados.

La agencia France Presse citó al portavoz del Gobierno iraquí, Ali Mussawi, según el cual  Nuri al Maliki “decidió revisar el paquete entero porque tenía ciertas sospechas de corrupción cuando regresó de su viaje a Rusia”, en octubre pasado. “Hay una investigación en marcha sobre el asunto”, añadió.

Según varios expertos, el posible rechazo por parte de Irak a la compra de armamento ruso sería resultado de la presión que ejerce Washington sobre Bagdad. EE UU nunca permitirá a Irak  comprar armas en Rusia en caso de que sea capaz de satisfacer cualquier demanda de los militares iraquíes, opinan los analistas.

Por otro lado, existe la opinión de que hoy en día Irak puede actuar sin tomar en consideración los intereses de EEUU en el ámbito de compra de armamento y material bélico.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies