Películas sobre vidas aisladas en antiguas repúblicas soviéticas

Fuente: Kinopoisk.ru

Fuente: Kinopoisk.ru

En un recóndito lugar entre Siberia y Kazajistán nace la historia de 'Chaika', la última cinta dirigida por el director español Miguel Ángel Jiménez y coproducida por Rusia, Georgia y España. La presencia de la naturaleza humana en la guerra es el eje del film del bielorruso Serguéi Loznitsa, 'V Tumane' (En la niebla). Ambas películas comparten escenarios de antiguas repúblicas soviéticas. Y este mes se han unido en el cartel de la novena edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla. Estepas desiertas, paisajes aislados y el dolor de la guerra marcan la línea argumental de estas dos cintas imprescindibles.

El juego de dos niños se mezcla con la desolación de un cementerio espacial. Una mañana de 2009, Miguel Ángel Jiménez encontró la fotografía descrita de Jonas Bendiksen en un artículo de Pilar Bonet. Y así comenzó a escribirse la historia. Chaika (Gaviota) esperaba su argumento. Sin saberlo, iba a tener un aire espacial.

“El azar nos llevó hasta los paisajes helados de las antigua URSS. No buscamos la historia. Simplemente apareció”. Un viaje en furgoneta en octubre de 2009 llevó al director de Chaika y a su guionista, Luis Moya, a esta zona desamparada.

Kazajistán y su población, agrupada en un centenar de clanes, ubicó a la protagonista en medio de estos parajes. Ante una historia que Jiménez tilda de “compasiva y humana”, se presenta una historia de amor.

Su protagonista, Ahysa, sueña con viajar al espacio como hizo su heroína, Valentina Tereshkova, la primera mujer astronauta en 1963. Un sueño imposible la conduce a Astana, la capital de Kazajistán.

La realidad más cruel hace que termine como prostituta en un gran barco fábrica que faena en el mar de Japón. Allí se enamorará de un marinero, Asylbek. Será madre y descubrirá un corazón nómada en su interior. Nunca volverá a ser la misma. Ahora Chaika, nombre en clave de Tereshkova, es una gaviota.

Con un presupuesto de un 1.300.000 euros, la productora KinosKopik Film Produktion ha podido rodar esta historia gracias a la coproducción con Georgia (Cinetech) y Rusia (Ibrus).

“Sin esta ayuda conjunta, el proyecto no habría podido salir adelante. Las negociaciones han sido muy duras”, declara el director. Pero llegaron a buen puerto. El fruto de este trabajo se vislumbra con la colaboración del productor, Rustám Ibraguimbekov, que participó en la película oscarizada 'Quemados por el sol' de Nikita Mijalkov,.

“A pesar de ser una coproducción, el 50% del capital es español. Algo que no esperábamos”, comenta.

El rodaje tampoco fue fácil. 40 minutos en tractor para llegar al set lo convertían en toda una odisea. “El rostro y el inmenso espacio de la estepa conjugan la mayor parte de las secuencias”, señala el director.

Los escenarios de lugares aislados se mezclan con la vivencia de aquel primer viaje en furgoneta. “Las relaciones entre aquella familia que vivía en un lugar inhóspito nos marcaron profundamente a la hora de escribir el guión”. Fue muy complicado grabar en esa zona. “Los permisos y la policía fueron nuestros principales impedimentos a pesar del frío y la nieve en Kazajistán”, apunta el director madrileño.

Chaika es el segundo film para Jiménez. El primero fue Ori, en Georgia. En su nueva producción, sobre todo en la primera parte, también aparecen escenarios del país caucásico como Tbilisi y Orlovka.

En su corta existencia, Chaika ya ha empezado a cosechar éxitos. El pasado 31 de octubre recibió el prestigioso premio de Eurimages al desarrollo de proyecto en el Festival Internacional de Roma. Este galardón es un paso adelante hacia su proyección en salas.

“Esperamos que se estrene para finales de año aunque es vital la obtención de premios para hacerlo cuanto antes”. Además, destaca su buena acogida en festivales, cómo en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, donde se ha proyectado en la sección no competitiva Special Screenings, una selección de las películas europeas imprescindibles del año.

Entre presentación y proyección, ya está pensando en su nuevo proyecto, Titán y la playa de los zares. El título hace referencia al pasado ruso aunque el argumento trate de un hombre desahuciado por la crisis que emprende un viaje para buscar su felicidad.

“Intentaremos darle un soplo de esperanza a esta situación. La rodaremos en España”, culmina.     

Chaika ha sido doloroso. Chaika ha sido un privilegio”.  Miguel Ángel Jiménez tan sólo cambiaría una cosa de esta producción. Le hubiese encantado rodarla en los años 70.

}

En la niebla, de Serguéi Loznitsa

El realizador bielorruso Serguéi Loznitsa nunca pensó en dedicarse al séptimo arte. Primero fue matemático y desarrolló sistemas de inteligencia artificial en Kiev.

No fue hasta los 27 años, cuando pidió solicitud de plaza al Instituto Estatal de Cinematografía en Moscú. Dos décadas más tarde, compite con V tumane (En la niebla) en los premios de cine europeo de la European Film Academy, ha ganado el premio de la crítica internacional en la 65º edición del Festival de Cannes y comparte cartel con Chaika en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Según la distribuidora Vertigo Films, todavía no hay fecha para su estreno en salas españolas.

Fuente: Festival de Cine Europeo de Sevilla 2012

V tumane analiza la mentalidad rusa. Cuenta la historia de dos partisanos, Burov y Voitik, deseosos de venganza, y de un trabajador ferroviario, Sushenya. La traición y la guerra son los dos temas más importantes del film.

La secuencia que da comienzo a la película es impresionante. En una plaza observamos cómo la población está sometida al ejército nazi. 'Colaborad con los alemanes', se oye por los altavoces.

Con una coproducción, Rusia, Alemania, Lituania, Bielorrusia y Holanda, Loznitsa ha logrado sacar adelante su novena película, a pesar de que el apoyo financiero fue escaso al comienzo de la producción en 2002.

En unas notas sobre el largometraje, destaca la dificultad de interesarse por un argumento que ya había sido explotado anteriormente. Además, hay que añadir la complicación que supone para un director bielorruso obtener ayudas estatales en Rusia. La coproducción se convierte así en el oxigeno para producciones de carácter independiente.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies