Música clásica y humor suben juntos al escenario

Alexéi Igudesman. Fuente: flickr / fips_schneider

Alexéi Igudesman. Fuente: flickr / fips_schneider

El violinista director y compositor Alexéi Igudesman mezcla los clásicos con el jazz o la música latina, sale a escena con unos calzoncillos largos y monta un auténtico espectáculo de clown. Y todo porque ama de verdad la música. Además es autor de una extravagante canción titulada: 'Me voy a Uruguay'.

Alexéi Igudesman. Fuente: flickr / fips_schneider

Alexéi Igudesman es violinista, director, compositor, bailarín, poeta y ahora también director de cine. Organiza espectáculos de humor con una peculiar  protagonista: la música clásica. Aunque, por otro lado, no es tan extraño, teniendo en cuenta que Alexéi vive, duerme, piensa e incluso respira gracias a ella.

Es capaz de convertir un concierto de música clásica en una comedia. Comenzó a hacerlo con su compañero de escuela, el pianista Richard Hyung Joo en el proyecto Igudesman and Joo. La risa surge de las pausas inesperadas, la exageración de las emociones, la mezcla de partituras clásicas con temas pop.

Alexéi Igudesman, violinista, compositor, director de orquesta, nació en la URSS pero desde joven vivió en el extranjero. Estudió en la Escuela Yehudi Menuhin en Reino Unido y en el Conservatorio de Viena. El éxito le llegó cuando formó parte del trío Trilogy que lo llevó a componer música para Hollywood. En 2004 formó el dúo Igudesman & Joo junto con el pianista británico Hyung-ki Joo. Actualmente reside en Viena (Austria).

En su opinión, la música clásica no es una oscura técnica al alcance de unos privilegiados sino un juego vivo para la mente y el corazón. Igudesman consigue en tres minutos convertir 14 conocidos conciertos para violín en 'Feliz cumpleaños'. 

Está claro que estos espectáculos no tendrían éxito si Igudesman no fuera un auténtico virtuoso y un compositor de talento.

Últimamente se ha atrevido con una película: 'Noseland', cuyo estreno tendrá lugar en el festival de cine de Transilvania. Se trata de un falso documental que descubre la verdad del mundo de la música clásica.

Según el documental, los participantes en los concursos más importantes ganan si en el jurado están sus profesores, o si los solistas se acuestan con, por lo menos, la mitad de la orquesta.

Por otro lado, este virtusos es autor de una extravagante canción compuesta hace un par de años: 'Me voy a Uruguay'.

En una entrevista exclusiva para Rusia Hoy, el músico nos contó cuál es su vínculo con el país latinoamericano.

 

¿Cómo nació esta canción?


Estuve hace unos 10 años dirigiendo una orquesta en Uruguay. Viajábamos mucho por el país, siempre íbamos de un sitio a otro. Recuerdo que pasamos una semana en Punta del Este. Me encantó Uruguay, la gente, su forma de disfrutar de la vida. Además, estuve en enero, y tenía la sensación de haber llegado al paraíso. Me costó volver a Europa.


Fue entonces cuando se me ocurrió componer una canción, la que pensaba presentar durante mi siguiente viaje al Uruguay. Y así fue. Volví a Uruguay y di ocho conciertos al aire libre. A la gente le encantó 'Me voy a Uruguay'. Todo el mundo se volvía loco escuchándola.

¿Cómo define el estilo de su canción?

Desde luego, no es una canción típica de Uruguay. Es una mezcla de estilos, pero una mezcla irresistible. Tiene un poco del estilo europeo, judío, cubano, algo de tango y milonga también. Pero creo que es más cubana.

Cuando estaba en Uruguay tuve la oportunidad de escuchar y disfrutar mucho de la música latina que me influyó bastante.

Tito Puente fue mi gran inspiración. Me alegro de haber podido escucharlo tocar en vivo antes de su muerte.

A veces en Youtube me dejan algunos comentarios acusándome de no haber compuesto una canción uruguaya. Pero tampoco lo pretendía. Quería reflejar cómo es Uruguay en verano y transmitir esa sensación de alegría y felicidad a todo el mundo. Quería hacer reír al público.

¿Tocó esta canción en algún otro lugar también? ¿Forma parte de su repertorio básico?

Por supuesto, forma parte de mi repertorio. Toco esta canción con la Ambassade Orchester de Viena durante mis conciertos de música clásica. Por ejemplo, primero interpreto las obras de Johann Strauss, luego las mías y para el final siempre dejo 'Me voy a Uruguay'.

Y en este momento, estalla una ovación. Además, la canción siempre es acompañada de fuegos artificiales y se convierte en un espectáculo. Hace una semana la interpreté en Estados Unidos con una orquesta de músicos jóvenes entre los cuales, curiosamente, había una chica uruguaya. Se volvió loca al escuchar la canción y hasta se puso a bailar.

Esta canción, como muchas de las actuaciones del dúo Igudesman & Joo, es una mezcla de lo clásico y lo humorístico. ¿Está desafiando al público? ¿Cree que la música clásica es compatible con el humor?


Puede ser un desafío, pero me gusta reírme de la vida. Sin embargo, nosotros, los músicos, no pretendemos reírnos de la música, sino que queremos hacer reír gracias a la música. Esta es nuestra misión. Saber reírse significa saber disfrutar. No siempre recurrimos al humor durante nuestras actuaciones con Hyung-ki Joo, pero el humor, igual que la música, forma parte de nuestras vidas.

¿Irá de gira por otros países de América Latina?

Por supuesto, pero en otros países también tendré que tocar 'Me voy a Uruguay'. Como entenderá, no puedo componer una canción para cada país de este continente, así que los argentinos, los chilenos y los demás tendrán que aceptar que “Uruguay es el mejor país, mejor que Francia y mejor que París” (se ríe).

 "Me voy a uruguay"

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.