Lukashenko destituye al jefe del todopoderoso KGB bielorruso

Lukashenko decidió relevar de su cargo al jefe del KGB, el general Vadim Zaitsev, tras reunirse con representantes del Comité de Instrucción y la Fiscalía General, que abogaron por abrir una investigación sobre el funcionamiento de dicho órgano estatal, según las agencias rusas.

"Por todos es conocido el suicidio del coronel del KGB, Alexandr Kazak. Además, hay otras cuestiones que exigen una profunda investigación", dijo Leonid Maltsev, secretario del Consejo de Seguridad bielorruso.

Maltsev explicó que él asumirá provisionalmente la jefatura del KGB, pero que eso no significa que Zaitsev no pueda recuperar su cargo al término de dicha investigación.

"Si la investigación demuestra su competencia y la de otros funcionarios, sin duda alguna reanudará sus funciones. Esto se ha hecho para que la investigación se lleve a cabo de la manera más objetiva posible", dijo.

El general Zaitsev ya se había llevado un rapapolvo después de que una avioneta penetrara en julio pasado en el espacio aéreo bielorruso y lanzará cerca de un millar de osos de peluche en paracaídas con mensajes a favor de la libertad de expresión.

El KGB bielorruso se encarga de garantizar la seguridad nacional y defender la integridad territorial del país, además de desempeñar funciones de espionaje exterior y de contraespionaje dentro de las fronteras de Bielorrusia.

Además, se ocupa de luchar contra las organizaciones terroristas, extremistas y cualquier grupo o individuo que amenace la seguridad nacional, lo que incluye a opositores, defensores de los derechos humanos y periodistas independientes.

Según la oposición democrática bielorrusa, el KGB es el brazo armado del último dictador de Europa, Lukashenko, que lo utiliza para controlar a su población y reprimir a la disidencia política.

El comité se subordina directamente a Lukashenko, quien comparte voluntariamente el control sobre sus temidas estructuras con el Consejo de Ministros

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies