Detenido exviceministro ruso sospechoso de robar fondos para cumbre de APEC

Panov, actual jefe del Gobierno del territorio de Perm (Urales), es sospechoso de participar en el robo de más de 93 millones de rublos (unos 2,3 millones de euros), según informó el departamento de seguridad económica de la Policía rusa.

El comité de investigación del Ministerio del Interior ha incoado una causa penal según el artículo 159 del código penal ruso (estafa en grandes cantidades).

Entre los sospechosos figuran varios altos funcionarios del Ministerio de Desarrollo Regional, informan las agencias locales.

"Los sospechosos organizaron concursos para la firma de contratos estatales para la supervisión técnica de la construcción de las infraestructuras de la cumbre, y para asegurar las construcciones inacabadas", señala la nota oficial.

Sin embargo, añade, estas compañías que recibieron más de 93 millones de rublos no cumplieron con sus funciones, ya que éstas fueron completadas por otras firmas.

El jefe de la Cámara de Cuentas, Serguéi Stepashin, desveló hoy las conclusiones de la investigación realizada por ese órgano sobre las irregularidades financieras cometidas por el Ministerio de Desarrollo Regional en la cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC).

Este mismo jueves en el Extremo Oriente ruso las fuerzas de seguridad registraron las oficinas del departamento del ministerio en la ciudad de Vladivostok, organismo contratista y coordinador de todas las obras para la cumbre que concluyó el 9 de septiembre.

Según fuentes oficiales, este último registro policial está relacionado con el robo de otros 178 millones de rublos (unos 4,5 millones de euros).

De cara a la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, Rusia no escatimó en gastos para acondicionar la remota isla Russki, situada frente a Vladivostok y bañada por las aguas del océano Pacífico.

Más de 20.000 millones de dólares costó la flamante sede de la cumbre, en la que participaron países como EEUU, China, Japón o México, pero en la que el gran ausente fue el presidente norteamericano, Barack Obama, enfrascado en la campaña electoral.

Dos espectaculares puentes, un nuevo aeropuerto, una línea férrea, una autopista y un gasoducto, entre otras obras, son parte de las infraestructuras que Rusia construyó de cara al evento.

Por otra parte, las autoridades rusas anunciaron hoy que han incoado otro proceso penal por el robo de 6.500 millones de rublos (unos 160 millones de euros) en el desarrollo técnico del sistema de posicionamiento por satélite GLONASS, análogo al europeo Galileo y el GPS estadounidense.

"En este caso a nadie le servirán de ayuda los valedores. Llevaremos el caso hasta el final", afirmó Anatoli Yakunin, jefe de la policía de Moscú.

El proceso penal ha sido abierto en relación con la directiva de la corporación Sistemas Cósmicos Rusos, que recibió dichos fondos como subcontratista para el desarrollo de GLONASS, sistema de uso tanto civil como militar que Moscú quiere que cubra todo el planeta.

Esta semana otro multimillonario escándalo de corrupción le costó el puesto al ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, el más alto cargo apartado del poder en Rusia por ese motivo desde que el actual presidente, Vladímir Putin, llegara al Kremlin por primera vez en el año 2000.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies