400º aniversario del fin del 'Periodo Tumultuoso'

Rusia celebra el  el Día de la Unidad Nacional, una fiesta instaurada en el año 2005. Fuente: ITAR-TASS

Rusia celebra el el Día de la Unidad Nacional, una fiesta instaurada en el año 2005. Fuente: ITAR-TASS

Este año Rusia celebra el aniversario de uno de los acontecimientos más importantes de su milenaria historia, el fin del 'Periodo Tumultuoso' y el renacimiento del estado ruso tras años de guerra civil y de injerencias extranjeras.

El Día de la Unidad Nacional es una fiesta nueva para la Rusia moderna. Fue instaurada en el año 2005 en recuerdo a los acontecimientos de 1612, en los que el ejército, bajo el mando de Kuzmá Minin y Dmitri Pozharski, puso fin a la guerra civil y a la intervención extranjera, liberando a Moscú de las tropas polacas.

Desde el momento en que se instauró la festividad no han cesado las discusiones sobre la fiesta. A los historiadores les molesta que no haya una referencia a fechas históricas concretas, algunos políticos no estaban de acuerdo con que la fiesta desde el principio y les parecía una especie de sustitución del 7 de noviembre, día de la Revolución de octubre de 1917.

Sea como fuere, en 2012 se celebra por séptima vez el aniversario de unos acontecimientos considerados  clave para la historia del país. Además, esta vez las celebraciones tendrán una dimensión especial ya que se conmemora el 400º aniversario.

En los más de mil años de historia de Rusia ha habido pocos periodos en los que la unidad del estado estuviera a punto de desaparecer. Uno de esos momentos se dio a comienzos del siglo XVII.

Los contemporáneos lo llamamos el 'Periodo tumultuoso'. El poder central de los zares se desplomó. El país se desmembraba en regiones por las que se extendía una cruenta guerra civil. Desde el extranjero penetraron ejércitos extranjeros que tomaron Moscú. En el centro de la capital, en el Kremlin, se aposentaron las tropas polacas, que proponían sentar en el trono ruso a un príncipe extranjero.

Todo esto coincidió con unas colosales catástrofes naturales y enormes hambrunas de fondo. Según algunos datos en los primeros 15 años del siglo XVII en Rusia murió hasta un tercio de la población.

El futuro de Rusia como estado estaba en peligro. El poder central prácticamente había desaparecido, entonces el pueblo asumió la responsabilidad del destino del país.

En 1612, en la rica ciudad del Volga de Nizhni Nóvgorod se creó un ejército nacional, armado y pertrechado con el dinero del pueblo. Un sencillo habitante de la ciudad, Kuzmá Minin, se puso a la tarea de recaudar dinero y organizar los trabajos. El ejército estaba encabezado por el experimentado jefe militar Dmitri Pozharski. En las milicias sirvieron personas procedentes de todos los estratos y también representantes de diferentes nacionalidades y confesiones.

Sin participación alguna del poder central consiguieron movilizar y formar un ejército de más de 10.000 hombres. En la primavera de 1612 el ejército ganó junto a los muros de Moscú a las tropas polacas, que les superaban en número, y el 4 de noviembre obligaron a rendirse a la guarnición polaca que había ocupado el Kremlin.

La victoria sobre el enemigo permitió restablecer el estado y en 1613 se eligió al primer zar de la dinastía Románov para el trono ruso.

El centro de la celebración oficial del 400º aniversario de la victoria de Minin y Pozharski, será Nizhni Nóvgorod, la ciudad desde la que en 1612 salieron para liberar Moscú. En la plaza central, que lleva el nombre de los líderes del ejército, se realizará un desfile con trajes nacionales de los pueblos de la región del Volga, que en aquella época se convirtieron en la espina dorsal del ejército, así como un desfile ecuestre.

También tendrá lugar una acción teatralizada sobre los acontecimientos del 'Periodo Tumultuoso', cuya culminación será la escenificación de las levas del ejército nacional. Se supone que en las celebraciones participará Vladímir Putin.

En Moscú el aniversario se abrirá la exposición: "Rusia ortodoxa, en el Día de la Unidad Nacional". Contará con una de las reliquias más importantes del ejército de Minin y Pozharski, el icono de la Virgen de Kazán, que en 1612 acompañaba al ejército que liberó Moscú.

Alexánder Vershinin, candidato a doctor en ciencias de la historia; secretario científico del Centro de análisis de problemas y gobernanza.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies