Barcos españoles contarán con armamento ruso

La corporación estatal Rosoboronexport y la sociedad constructora naval española Navantia firman un acuerdo de cooperación. Fuente: AFP / EastNews

La corporación estatal Rosoboronexport y la sociedad constructora naval española Navantia firman un acuerdo de cooperación. Fuente: AFP / EastNews

El salón Euronaval terminó el pasado 26 de octubre en Le Bourget, Francia. Se trata de la mayor feria de novedades mundiales en el desarrollo de la tecnología marítima militar. Han participado 35 organizaciones rusas, entre las cuales figuraban las más importantes corporaciones estatales en el ámbito de la marítima militar: Rostejnologii, Rosoboronexport, “Astilleros del Almirante”. Durante la feria se ha llegado a un acuerdo con la sociedad española Navantia para suministrar armamento ruso a los buques patrulla.

El servicio de cooperación tecnológica militar con otros estados contempla el salón Euronaval como una evento para reforzar los proyectos comunes y los vínculos comerciales con socios extranjeros. A pesar de que en esta edición del Euronaval no se hayan firmado contratos importantes, Rusia ha conseguido un acuerdo con la sociedad española Navantia según el cual el armamento ruso se transportará en buques patrulla españoles de la clase Avante. Estas corbetas estarán destinadas exclusivamente a la exportación a terceros países.

 

La sociedad constructora naval española y la compañía rusa Rosoboronexport, la única empresa en Rusia que cuenta con los derechos de venta de armamento y tecnología de doble uso al extranjero, “trabajarán en un producto que ha resultado de la integración por parte de los fabricantes rusos de sistemas de armamento y complementos en plataformas navales creadas por la sociedad Navantia”, según informa un comunicado de prensa de Rosoboronexport publicado en la página web de esta corporación estatal.

 

La firma de este acuerdo permitirá a la constructora naval española ampliar el número de clientes de terceros países, sobre todo de Sudamérica.

 

La sociedad ya trabaja con Chile y Venezuela. Según un contrato firmado en mayo de 2006 de suministro de tecnología militar a Venezuela, Navantia transfirió ocho buques patrulla de dos clases: cuatro barcos Avante 2200 y cuatro Avante 1400. El coste total de este proyecto se estima en 1.700 millones de euros (2.300 millones de dólares).

 

Las corbetas Avante tienen infinidad de usos, sirven para patrullar las costa, proteger  buques comerciales, realizar misiones de búsqueda y rescate o luchar contra la piratería, el contrabando y el narcotráfico. Estos barcos operan en cualquier condición geográfica,  tanto en aguas costeras como en mar abierto, a excepción de las aguas del Ártico.

 

Los barcos españoles cuentan con un hangar para almacenamiento de helicópteros y un helipuerto. Están armados con un cañón de 76/62 mm Oto Melara, un cañón de 30 mm Oerlikon Millenium y dos ametralladoras de 12,7 mm, además ofrecen la posibilidad de instalar más armamento.

 

Contratos con Venezuela

 

En la actualidad Navantia sigue buscando la oportunidad de firmar nuevos contratos con Venezuela y está negociando con el gobierno de la República Bolivariana la construcción de cuatro buques patrulleros adicionales con modificaciones de Avante 2200 y Avante 1400.

 

El suministro de plataformas navales con armamento ruso a Venezuela podría tener una influencia positiva en el precio final de los barcos y en su posterior explotación, según comentaba a Rusia Hoy una fuente en el Instituto de Investigación Científica del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa.

 

En primer lugar, Venezuela, el mayor comprador de tecnología militar rusa en el hemisferio occidental,  está centrada en adquirir armamento de fabricación rusa. En segundo lugar, este armamento es preciado en el mercado mundial por ser barato y de buena calidad.

 

La relación calidad-precio da atractivo a las corbetas españolas de cara a clientes potenciales de terceros países. Es totalmente comprensible que antes los barcos españoles con armamento español fueran demasiado caros para los venezolanos,  declara el experto.

 

La cooperación internacional en el ámbito del desarrollo de tecnología militar marítima  está adquiriendo cada vez más importancia. Por ejemplo, hace varios años la compañía francesa Thales, constructora de barcos militares, y Rosoboronexport firmaron un acuerdo de cooperación en el ámbito del desarrollo de altas tecnologías.

 

Sin embargo, esta cooperación, además de su viabilidad económica, tiene también una motivación política. Hace unos años Estados Unidos prohibió al fabricante español EADS-CASA la venta de aviones a Venezuela.

 

Caracas planeaba adquirir a EADS-CASA por unos 1.700 millones de euros diez aviones de carga C295 y dos patrulleros C2-195, pero la transacción fue interrumpida debido a la negativa de Washington a suministrar componentes estadounidenses a los aviones que fueran vendidos a Venezuela.

 

Según el entonces ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, el desarrollo de nuevos componentes para sustituir a los norteamericanos descartaba la rentabilidad de la transacción. El gobierno de Venezuela aseguraba que esta decisión venía motivada por intereses políticos. Según varios especialistas militares, Estados Unidos ha intentado impedir también el suministro de los buques patrulleros a Venezuela por la misma razón.  

El trabajo conjunto de Navantia y los fabricantes de armas rusos solucionará el problema, lo que a su vez permitirá a la empresa española, que en la actualidad se encuentra en problemas debido a la crisis económica, aumentar el número de unidades de exportación de tecnología marítima militar.

 

Para Rusia, que antes suministraba al extranjero sobre todo tecnología de aviación, el acuerdo firmado con Navantia no solo supone aumentar el número de nuevos encargos, sino que también es una oportunidad para fortalecerse en este sector del mercado.

 

Tras el salón Euronaval, el director general de Rosoboronexport, Anatoli Isaikin, señaló que las ventas de tecnología y armamento marítimo militar rusos al extranjero crecen constantemente y ya ascienden a más de un 20% del volumen total de la exportación.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies