Alexéi Rubínchik: “Tuvimos que empezar de cero”

Alexéi Rubínchik delegado de asuntos económicos de la Federación Rusa en España. Fuente: Archivo personal.

Alexéi Rubínchik delegado de asuntos económicos de la Federación Rusa en España. Fuente: Archivo personal.

Este año se celebra el 40º aniversario del restablecimiento de las relaciones económicas entre España y Rusia. En una entrevista con Rusia Hoy, Alexéi Rubínchik, delegado del Gobierno de la Federación de Rusia en España para Asuntos Económicos y Comerciales, analiza la dinámica de las relaciones bilaterales en las últimas cuatro décadas.

¿Cómo han evolucionado las relaciones entre rusia y España?

El 15 de septiembre de 1972 se firmó en París el acuerdo para el establecimiento de relaciones económicas entre España y la entonces URSS. Dentro del marco de ese convenio se firmó también un protocolo para abrir representaciones comerciales de ambos países en Madrid y Moscú.Y desde entonces las cosas han cambiado mucho.

La crisis ha obligado a los europeos a mirar con más atención a otros mercados, entre otros el ruso. En el caso de España esto es especialmente importante porque este país ha estado muchos años cerrado para la cooperación, en ese sentido era autosuficiente. Las empresas españolas trabajaban principalmente para su propio mercado interno. En los últimos años esa tendencia ha comenzado a cambiar, pero a pesar de todo, el nivel de diversificación de las relaciones exteriores de las empresas españolas sigue sin ser demasiado alto.

Había una relación comercial muy cercana del mercado español con Latinoamérica, con los países del Norte de África, Europa. Los españoles no fueron más allá. Pero la crisis ha provocado que las posibilidades de ampliación de la presencia española en el mercado europeo se complicaran, el mercado de Latinoamérica no ha cambiado y el mercado de África del norte también se ha reducido. La crisis ha obligado a mirar con más atención hacia los mercados chino, indio y ruso. Ahora cada vez más empresas españolas intentan entrar en el mercado ruso.

Si hace seis años cuando yo acababa de empezar mi trabajo en España venían representantes de diez empresas al mes, hoy en día vemos diez compañías cada semana. No es por casualidad que Repsol haya ampliado su presencia en Rusia, OHL haya abierto una representación. Hay toda una serie de empresas que también están planeando abrir representaciones.

Por un lado, la crisis impulsa a buscar una salida hacia nuevos mercados, entre ellos el ruso, pero por otro lado una vez que conocen mejor la realidad rusa, nuestras empresas colaboran de forma más estrecha. El Año Dual en este sentido, ha sido muy provechoso, hemos conseguido realizar más de 400 eventos de diferente tipo. Esto ha permitido a los empresarios de ambos países conocerse mejor.En cuanto a las empresas rusas, no puedo decir que haya aumentado mucho su interés por España, sigue siendo el mismo que antes. Pero a pesar de todo este interés sigue existiendo. Un ejemplo de esto es la reciente apertura de una terminal de Lukoil en Barcelona

 

¿Cree que el proyecto de construcción del AVE Moscú-San petersburgo recaerá en empresas de España?

Ya hemos comprado siete trenes Talgo en el año 2011.

En cuanto al AVE, se están seleccionando los participantes y los proyectos. La licitación será abierta y las empresas españolas tienen posibilidades de ganar el concurso. Además, si los españoles al final participan, podría hacer más fácil para nosotros la compra posterior de los trenes de alta velocidad. Pero la decisión de momento se está valorando.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies