La era de las ciudades inteligentes

En la ciudad inteligente la tecnología sirve para hacer un uso racional de los recursos. Fuente:shutterstock.

En la ciudad inteligente la tecnología sirve para hacer un uso racional de los recursos. Fuente:shutterstock.

El consorcio japonés de empresas de innovación Smart City Planning (SCP), en colaboración con empresas nacionales, construirá la primera "ciudad inteligente" de la historia de Rusia. Ha sido bautizada como 'Novi Bereg' (Nueva orilla, en ruso) y estará situada cerca de San Petersburgo. El memorando entre las empresas promotoras rusas, Severo-Zapad Invest SL, Monolit Holding y Kvartstroi, y SCP ya se ha firmado.

'Novi Bereg' estará emplazada en la orilla del Golfo de Finlandia, junto a Sestroretsk, a unos 30 kilómetros de San Petersburgo. La extensión de la primera "ciudad inteligente" en Rusia será de casi 510 hectáreas. Se sabe que las viviendas ocuparán un total de 2,3 millones de metros cuadrados y que a las áreas comerciales y sociales les corresponderá un millón de metros cuadrados.

La preparación y estabilización del terreno deberá estar concluida para el año 2015. Las construcciones se terminarán en el año 2028. En cuanto a las infraestructuras sociales, el proyecto de planificación del terreno tiene previstas 19 guarderías, 10 escuelas, dos policlínicas, así como centros deportivos, plazas infantiles e incluso un juzgado. La inversión total de este proyecto será de más de 6.150 millones de euros (250.000 millones de rublos).


El plan maestro de la primera ciudad inteligente rusa contempla modernas soluciones de ingeniería encaminadas al ahorro y al uso racional de las fuentes de energía. La idea es obtener energía solar mediante acumuladores solares e introducir métodos de gestión que permitan reducir los gastos energéticos no justificados.


View Larger Map

La escala del proyecto nos permite hablar de la creación de una “miniciudad” en la que se encarnarán la visión moderna del confort y el de la ciudad ecológica. 


La colaboración prevista con el consorcio Smart City Planning permitirá al proyecto "Novy Bereg" convertirse en un hito estratégico para la promoción de las tecnologías más modernas y la construcción de alta tecnología en el mercado ruso. Esto supondrá la introducción en la infraestructura de la ciudad de sistemas de gestión que generarán una demanda de nuevas tecnologías en la construcción, en la logística de transportes o en la eficacia de las técnicas de urbanización.

Se podría suponer, por ejemplo, que se iluminarán más las zonas de la ciudad donde la gente sea más activa, mientras que las calles habitualmente vacías quedarán sin iluminación. En la "ciudad inteligente" los controladores podrán hacer las lecturas de los contadores en paneles a distancia en los que se mostrarán los datos de toda la ciudad. Mientras que los ciudadanos podrán recibir una comunicación de cualquier posible corte de la red, de picos de consumo o de los impagos sin salir de casa.


"En Japón ya se han resuelto muchos problemas a los que se enfrenta ahora Rusia, y estamos dispuestos a compartir nuestras soluciones. Lo importante no es, únicamente, introducir la tecnología japonesa en Rusia, sino colaborar en la esfera de la construcción de ciudades teniendo en cuenta tres factores: el sistema, la tecnología y la aplicación. La creación de esta plataforma permitirá a Rusia y a Japón trabajar de forma fructífera en cuestiones comunes, como el tratamiento de los residuos, el reciclaje o la creación de infraestructuras”, señaló en conferencia de prensa Mitsuo Nakamura, el representante del grupo de trabajo ruso de SCP y presidente del consejo de dirección de la empresa Nikken Sekkei. 

Actualmente los representantes del consorcio japonés participan en calidad de consultores en siete proyectos de promoción en Rusia. Cinco de ellos están ya en fase de creación del plan maestro y se preparan para su posterior construcción. Los proyectos se realizarán en las ciudades de San Petersburgo, Krasnoyarsk, Volgogrado, Nizhni Nóvgorod, Moscú y Cheboksari. Cada empresa dentro del consorcio SCP trabaja en su parcela del proyecto: arquitectura, diseño, ecotecnología, ahorro de energía, etc... ofreciendo sus mejores diseños y su know how más avanzado. 

En estos momentos tan solo existen dos ejemplos de "ciudad inteligentes" en todo el mundo: Tianjin Eco City en China y Kashiva-ho-ha Smart City en Japón. La concepción de una ciudad inteligente supone tener en cuenta cinco niveles diferentes: la planificación, la infraestructura de base, la infraestructura intelectual (tecnología de ahorro de energía), los servicios sociales y el nivel cultural (estilo de vida, arte, etc...).

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies