El nuevo estadio del Zenit bajo sospecha

"Hemos firmado un acuerdo con la Audiencia de Cuentas de San Petersburgo e iniciamos una inspección conjunta de la financiación de la obra del estadio de fútbol en la ciudad", dijo a la agencia Interfax el jefe del organismo ruso, Serguéi Stepashin.

La Audiencia de Cuentas quiere averiguar "a dónde han ido los 16.000 millones de rublos (ya invertido) y de dónde sale el nuevo coste del estadio, de casi 43.000 millones de rublos", subrayó Stepashin.

El coste de la obra del estadio ha pasado desde los 23,7 millones de rublos (777 millones de dólares) fijados en 2007 por una comisión municipal a los más de 43 millones de rublos (1.409 millones de dólares), en los que se evalúa el proyecto revisado presentado recientemente ante las autoridades, según los medios rusos.

El Ayuntamiento de la segunda ciudad de Rusia decidió no renovar el contrato de obra con la empresa Transstroi, propiedad del oligarca ruso Oleg Deripaska, investigado en España, después de que fuera visitada en septiembre por el primer ministro del país, Dmitri Medvédev.

El expresidente ruso, natural de la ciudad sobre el río Neva, comprobó que desde su última visita al campo hace dos años y medio "los trabajos no han avanzado", algo que calificó de "vergüenza".

El contrato con Transtroi, que es de hecho la segunda empresa que había asumido el proyecto de obra hace cuatro años, expira el próximo 15 de noviembre.

La empresa del multimillonario oligarca ruso señaló que es "del todo incorrecta" la apreciación que han hecho de su trabajo las autoridades de la ciudad, a las que responsabilizó de no remitir a la constructora la documentación sobre los trabajos del nuevo proyecto remodelado del campo ni tampoco sus precios revisados.

Deripaska es el centro de una investigación por parte del Ministerio del Interior ruso, que en abril empezó a estudiar los expedientes facilitados por la Justicia española, que le acusa de presunto blanqueo de dinero en España.

Según el auto de la justicia española, Deripaska y sus exsocios controlaban varias de las empresas de aluminio de Rusia que la organización criminal habría ido "conquistando" presuntamente mediante la extorsión y el asesinato, y de las cuales obtenían el dinero que luego blanqueaban.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies