Fuerzas de seguridad rusas abaten a tres presuntos asesinos de líder musulmán

"Se ha detectado el paradero de los buscados por este caso (asesinato de Yakúpov). Los criminales fueron eliminados en el transcurso del asalto a una vivienda" en Kazán, capital tártara a orillas del río Volga, dijo Vladímir Markin, portavoz del Comité de Instrucción (CI) de Rusia.

En el intento de irrumpir en el apartamento donde se encerraron los guerrilleros un agente de seguridad ruso murió debido a la explosión de una granada lanzada por los criminales.

Yakúpov, ayudante del muftí Ildus Faízov, murió tiroteado al salir de su casa, mientras que el propio Faízov resultó herido al explotar su coche, atentado que se enmarca en la pugna entre musulmanes moderados y radicales.

El CI, que incoó dos causas penales para aclarar las circunstancias de los atentados, no descartó entonces que las actividades profesionales de ambos líderes musulmanes pudieran ser el motivo de los atentados.

Muchos expertos relacionaron el atentado con la pertenencia de Yakúpov y Faízov a la comunidad islámica suní y con el hecho de que ambos eran conocidos como "intransigentes luchadores" contra el extremismo islámico en la república.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies