Saakashvili aboga por la unidad de Georgia tras su derrota electoral

"Yo, al igual que mi equipo, estamos dispuestos a servir al pueblo de Georgia en su camino hacia la integración en las estructuras europeas y euroatlánticas", dijo Saakashvili en la sesión solemne celebrada en la nueva sede del Parlamento, en Kutaísi, la segunda ciudad georgiana.

En su discurso, transmitido en directo por la televisión nacional, el presidente georgiano indicó que ya comunicó esta disposición suya a Bedzina Ivanishvili, virtual primer ministro después de que su formación "Sueño Georgiano" ganará ampliamente los comicios legislativos el pasado 1 de octubre.

La coalición liderada por Ivanishvili, un exitoso hombre de negocios, derrotó ampliamente al Movimiento Nacional Unido (MNU) de Saakashvili, tanto por listas de partidos como las circunscripciones mayoritarias.

"Sueño Georgiano" obtuvo 85 escaños, mientras que la formación oficialista consiguió los restantes 65.

Inicialmente se había anunciado que Ivanishvili tomaría posesión como primer ministro hoy mismo, pero la votación de su investidura en el Parlamento se ha retrasado por motivos de procedimientos.

"Georgia poco a poco se convierte en una democracia europea normal", subrayó Saakashvili, al destacar que actualmente es un país en el que "el Gobierno se cambia mediante votos y elecciones, y no con balas y tanques".

Inmediatamente después de las elecciones, Saakashvili admitió su derrota en las urnas y anunció que el MNU pasaba a la oposición.

Georgia se encuentra actualmente en un proceso de transición de un régimen político presidencialista a uno parlamentario, en el que el presidente continuará siendo el jefe del Estado, pero el poder ejecutivo lo concentrará en sus manos el primer ministro, designado por el Parlamento.

Aunque la reforma del sistema político debía quedar completada después de las próximas elecciones presidenciales de fines del próximo año, Saakashvili aceleró el proceso al renunciar a importantes prerrogativas y dar carta blanca a Ivanishvili para la formación del Gobierno.

De acuerdo a las disposiciones transitorias de la reforma constitucional, hasta el término de su mandato Saakashvili tenía la facultad de designar a los titulares del Interior, Defensa y Justicia.

En su discurso de hoy, el presidente georgiano propuso elegir en comicios directos a los gobernadores de las regiones, que hasta ahora eran designados por el jefe del Estado y dependían exclusivamente de éste.

Saakashvili, que tuvo una fría acogida de la nueva mayoría parlamentaria, recordó a los diputados que "aquellos que ahora son oposición mañana pueden volver al poder".

El presidente georgiano pidió al nuevo Parlamento a "trabajar por el restablecimiento de la integridad territorial del país", en alusión a las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur, reconocidas como estados independientes por Rusia después de la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008.

Mientras, el candidato a primer ministro ya presentó a Sakashvishli lista de personas que conformarán el Gobierno.

Según la Presidencia georgiana, "en los próximo días" el jefe del Estado enviará al Parlamento la composición del nuevo Gabinete de Ministros para su aprobación por los diputados.

Entretanto, los legisladores se abocaron a la elección de la directiva del Parlamento y la conformación de distintos comités.

David Usupashvili, de 44 años, líder del Partido Republicano, una de las formaciones agrupadas en Sueño Georgiano, fue elegido presidente del Legislativo por 88 votos a favor y ninguno en contra.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies