El opositor Leonid Razvozzháyev presenta una confesión de culpabilidad

"El pasado 21 de octubre Razvozzháyev se dirigió, por su propia voluntad, al Comité de Instrucción (CI) e informó de su disposición de presentar una confesión de culpabilidad", aseguró Vladímir Markin, portavoz de ese órgano, citado por la agencia Interfax.

Declaró que el opositor fue sometido a un examen médico al llegar a la prisión preventiva y que no se le halló ninguna señal de violencia.

En la citada confesión de diez páginas, el activista, ayudante del diputado opositor del partido socialdemócrata Rusia Justa, Iliá Ponomariov, supuestamente describió cómo había preparado la instigación a desórdenes públicos en Rusia, dijo Markin.

Las declaraciones de CI aparecieron justo después de que Razvozzháyev, cuyo rastro se perdió en Ucrania el pasado viernes, apareciera en una grabación de vídeo difundida hoy en la que, acompañado por agentes de seguridad, grita que fue secuestrado en Kiev y torturado durante dos días consecutivos.

Además de Razvozháyev en la lista de los acusados figuran el conocido líder opositor Serguéi Udaltsov, uno de los organizadores de las multitudinarias Marchas de Millones.

La instrucción fue abierta a raíz de una grabación oculta difundida el pasado 5 de octubre por el canal oficialista NTV en la que Udaltsov supuestamente coordinaba sus acciones dirigidas contra el Kremlin con un alto cargo de Georgia, país que rompió relaciones diplomáticas con Rusia.

Udaltsov habló con Guivi Targamadze, supuesto autor de la Revolución de las Rosas que en octubre de 2003 encumbró al poder al presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, declarado enemigo del Kremlin.

Ambos acuerdan supuestamente, entre otras cosas, servirse de los movimientos ultranacionalistas rusos, algunos incluso declarados ilegales, para llenar las manifestaciones.

El documental de NTV llamado "Anatomía de la Protesta-2" se emitió como continuación de un primer programa que en marzo acusó a los opositores de pagar a manifestantes para que acudan a sus actos y de manipular vídeos emitidos en internet con el fin de deslegitimar las manifestaciones públicas en favor del presidente ruso, Vladímir Putin.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.