Otro genial matemático ruso gana un premio internacional

Maxim Kontsévich recibe el Shaw Prize. Fuente:  The Shaw Prize Foundation.

Maxim Kontsévich recibe el Shaw Prize. Fuente: The Shaw Prize Foundation.

Maxim Kontsévich, matemático ruso-francés, ha ganado este año el Shaw Prize por su investigación matemática en el campo de la teoría de cuerdas. Niño prodigio, discípulo de la escuela matemática soviética, vive ahora a las afueras de París.

Una autoridad rusa de las matemáticas, ganador de prestigiosos premios científicos, trabajador permanente de uno de los institutos matemáticos más importantes, y al mismo tiempo, profesor invitado en la competencia directa, invitado de honor en decenas de lugares, autor de descubrimientos que han ido acompañados de rupturas conceptuales en varias áreas científicas a la vez, tales como la física teórica, la geometría algebraica, la combinatoria y la topología. En definitiva uno de los científicos más citados en la prensa científica contemporánea.


¿Dequiénsetrata exactamente?

No, no sólo se trata de Maxim Kontsévich, a cuya larga lista de logros se ha añadido este año el Shaw Prize, conocido como el “premio Nobel del Extremo Oriente”, y el nuevo Premio Milner, que se ha convertido en el premio de física más importante. Casi todo lo arriba mencionado forma parte del conjunto de caballerosos epítetos que han acompañado a un pequeño aunque muy activo ejército de matemáticos de origen soviético y ruso que se ha ido atrincherando durante los últimos 20 años en los principales centros de investigación y universidades europeos, norteamericanos y asiáticos.

Maxim Kontsévich, a pesar de su relativa juventud (nació en 1964), es uno de los principales líderes de este 'ejército'. Se podría considerar que el segundo de ellos es Grigori Pérelman,  que demostró el teorema de Poincaré y rechazó más tarde todas las condecoraciones y medallas, incluido un premio de un millón de dóalres. Kontsévich fue más práctico. Según declaró, el dinero de su 'Nobel de las matemáticas' (la Medalla Fields), que recibió en 1998, lo gastó en la reparación del sistema de calefacción de su casa.

BIOGRAFÍA

Maxim Kontsévich nació en Jimki, región de Moscú, en 1964. Estudió en la clase de matemáticas del conocido profesor innovador Vladímir Sapozhnikov en la escuela nº 91 de Moscú. Se licenció en matemáticas por la MGU en 1985 y trabajó varios años en el Instituto de Problemas de Transmisión de Información. Se doctoró en 1992 por la Universidad de Bonn (Alemania) e inmediatamente después fue invitado a trabajar en varias prestigiosas universidades (Princeton, Berkeley y Harvard). En la actualidad es profesor permanente del Instituto de Estudios Científicos Avanzados (Francia), y miembro de la Academia Francesa.

Sus investigaciones abordan cuestiones fundamentales de la física moderna. En opinión de uno de los mayores especialistas en teoría de supercuerdas, Brian Greene, Kontsévich ha sacado esta teoría del callejón sin salida en el que se encontraba. Ha dado una rigurosa formulación matemática a las integrales de Feynman para la teoría topológica de cuerdas a través del concepto introducido por él mismo del espacio de módulos de reflejos estables. La teoría de nudos, estrechamente asociada a los intentos de unir la teoría de supercuerdas con la teoría general de la relatividad, también es un campo de logros de Kontsévich.


Medalla Fields (1998)
Premio Henri Poincaré (1997)
Premio Crafoord (2008)
Premio Milner (2012)
Premio Shaw (2012): "Por sus pioneros trabajos en el campo del álgebra, la geometría, la física matemática y especialmente la cuantización por deformación, integración y simetría especular”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.