Comienza acción penal contra varios opositores rusos por preparar disturbios

"La causa se ha incoado conforme a los artículos 30 y 212 del Código Penal de la Federación de Rusia (preparación de desórdenes públicos)", informó Vladímir Markin, portavoz del CI.

Agregó que las casas de los sospechados, entre los que figuran también los opositores Leonid Razvozzháyev y Konstantín Lébedev, son registradas por agentes de seguridad.

La instrucción fue abierta a raíz de una grabación oculta difundida el pasado 5 de octubre por el canal oficialista NTV en la que Udaltsov supuestamente coordinaba sus acciones dirigidas contra el Kremlin con un alto cargo de Georgia, país que rompió las relaciones diplomáticas con Rusia.

Udaltsov habló con Guivi Targamadze, supuesto autor de la revolución pacífica que en 2003 encumbró al poder al presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, declarado enemigo de Rusia.

Ambos acuerdan, entre otras cosas, servirse de los movimientos ultranacionalistas rusos, algunos incluso declarados ilegales, para llenar las manifestaciones.

El documental de NTV llamado "Anatomía de la Protesta-2" se emitió como continuación de un primer programa que en marzo acusó a los opositores de pagar a manifestantes para que acudan a los actos que organizan y de manipular vídeos emitidos en internet con el fin de deslegitimar las manifestaciones públicas a favor del presidente ruso, Vladímir Putin.

Otro protagonista del documental, Andréi Borodín, exbanquero ruso sobre quien pesa una orden de búsqueda y captura internacional, presuntamente mostró su disposición a asignar recursos para la oposición rusa.

La agencia Interfax informó de que uno de sus corresponsales intentó hablar hoy por teléfono con Udaltsov pero una voz le ordenó al opositor desconectar el celular tras lo cual no se consiguió localizarle.

La policía también registra la casa de los padres de Udaltsov, quienes no responden al teléfono, según los abogados del opositor.

Lev Ponomariov, defensor de los derechos humanos en Rusia, comparó las acciones de la policía que llegó a la casa de Udaltsov en la madrugada, con las represiones estalinistas de los años treinta.

"Es una ofensiva a gran escala contra la oposición, es muy peligroso para el país", aseguró.

Mientras, el líder del Partido Comunista (PC) de Rusia, Guennadi Ziugánov, dijo que la persecución judicial de Udaltsov está políticamente motivada y que la grabación es un montaje.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies