A la cabeza de las tecnologías de voz

Mikhail Jitrov, el director de la empresa Speech Technology Center Limited (STC). Fuente: Kommersant.

Mikhail Jitrov, el director de la empresa Speech Technology Center Limited (STC). Fuente: Kommersant.

Por primera vez una compañía de tecnología de voz rusa ha recibido un importante premio en los Speech Industry Awards, que cada año distingue a compañías del mercado global de las tecnologías de voz que han contribuido al desarrollo de la industria. La Dirección de la Policía de Madrid está equipada con sistemas de la compañía rusa. Los mismos productos funcionan en todo el territorio de México.

El Speech Technology Center Limited (STC) de San Petersburgo se ha convertido,  en la única compañía de Rusia en ser premiada dentro de la historia del galardón. Entre los principales logros del STC que han influido en la elección del jurado están los sistemas biométricos de voz a nivel nacional, los mismos que STC ha creado en países de Latinoamérica y que, a día de hoy, constituyen los mayores avances en cuanto a biometría de voz.

 

Tampoco ha pasado desapercibido para el jurado la última versión del sistema de procesamiento y de análisis de las señales de voz SIS II, que se aplica con éxito en 36 países. Según los expertos del premio, el procesamiento se ha convertido en el mayor logro de la actividad de STC en cuanto a análisis de audio y reúne todo lo necesario para la investigación criminalística vinculada con el uso de la tecnología de voz.

 

Las fuerzas del orden de distintos países hace mucho que están utilizando activamente estos avances científicos para llevar a cabo su labor en materia de seguridad. Entre ellos, la compañía rusa dispone de un software único que permite identificar a un individuo por su voz e imagen facial.

 

“Speech Technology Center Limited” es una compañía rusa con más de dos décadas de historia. Fue creada en 1990, en San Petersburgo, por un grupo de entusiastas profesionales, exempleados de la ONG “Dalnaia svyaz” que, desde la década de 1930, se convirtió en el principal desarrollador y fabricante de sistemas de comunicación multicanal en la Unión Soviética.

 

Hoy en día, los sistemas de STC son utilizados por el Servicio Federal de Seguridad  (FSB) y el Ministerio del Interior de Rusia, el gabinete del Presidente de la Federación de Rusia, y la cámara alta y baja del Parlamento ruso, así como por el Ministerio de Defensa.

 

La Dirección de la Policía de Madrid también está equipada con sistemas de la compañía rusa. Los mismos productos funcionan en todo el territorio de México. La compañía de San Petersburgo está dispuesta a desarrollar un sistema especial para la ciudad tecnológica de Skólkovo,   el análogo ruso de Silicon Valley en los EE UU. Tanto es así que STC es residente de la Fundación Skólkovo y ya ha recibido una subvención por valor de 1.500 millones de euros para desarrollar un sistema de identificación biométrico multimodal para reconocimiento de voz e imagen facial.

 

Bancos y agencias de inteligencia

 

La tecnología de biometría de voz, Voicekey, creada por STC, es utilizada actualmente por centros de atención de llamadas (de bancos y de compañías de telecomunicaciones): tras identificar la voz del cliente, aparece en pocos minutos en la pantalla del operador toda la información de la persona que llama.

 

Si ésta figura en la “lista negra” del banco, el sistema advierte al operador sobre el perfil sospechoso del cliente. Los sistemas basados en la tecnología de reconocimiento facial se utilizan para garantizar la seguridad pública en lugares donde se congrega mucha gente, como estadios, salas de conciertos, eventos públicos, etc.

 

Los sistemas multimodales permiten identificar a un individuo al instante por su voz e imagen facial. Su aplicación está siendo considerada especialmente por los servicios de seguridad. Las tecnologías aplicadas en el sistema SmartTracker, sin embargo, no dependen de la voz: para ellas no tiene importancia el idioma, acento o dialecto del locutor y, por tanto, pueden aplicarse en todo el mundo. 

Para acelerar el desarrollo y la facilidad de acceso a los mercados globales, la empresa ha decidido ubicar una sede en Skólkovo, según ha declarado el director ejecutivo de STC, Innokenti Dementiev. “Estamos comprometidos con el ámbito científico, que es al mismo tiempo popular y extremadamente importante en la práctica, pues estamos hablando de seguridad pública. Como residentes, nos beneficiamos de todos los privilegios fiscales y administrativos que se nos brinda.

 

En otoño de 2011, recibimos una subvención de la Fundación Skólkovo por un valor de casi 60.000 millones de rublos (1.940 millones de dólares). Eso nos dio la oportunidad de conformar un equipo de investigación, que incluye a especialistas y expertos de los EE UU”

 

Hace poco el éxito y la singularidad de los productos desarrollados por el “Speech Technology Center Limited” (STC) de San Petersburgo fueron reconocidos al más alto nivel profesional.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.