La izquierda gana las elecciones lituanas

Tres partidos hasta ahora opositores, Laborista, Socialdemócrata y Orden y Justicia, acordaron hoy una alianza para la segunda ronda electoral y la creación de una coalición a fin de formar el futuro gobierno de Lituania.

Según las cifras oficiales preliminares, correspondientes al 66 % de los colegios electorales, el Partido Laborista de Lituania lidera el escrutinio con el 21,34 % de los votos, seguido del Partido Socialdemócrata, con el 19,08 %, y en cuarto lugar, por Orden y Justicia, que consiguió el 7,88 % de los sufragios.

Según adelantó el líder del Partido Laborista, Víctor Uspasskij, no se descarta que a la eventual alianza se sume un cuarto partido.

Aunque el dirigente laborista no precisó quién podría ser ese cuarto aliado, los observadores señalan a Vía Valiente, que ocupó el quinto lugar con el 7,62 % de votos.

También los conservadores y liberales iniciaron consultas para tratar de coordinar su actuación en la segunda ronda electoral a fin de mitigar la derrota sufrida este domingo.

La coalición conservadora Unión Patriótica-Demócrata-Cristianos Lituanos del primer ministro Andrius Kubilius, quedó en tercera posición con el 13,83 %.

El Movimiento Liberal, con el 7,48 %, ocupa la sexta posición.

La Acción Electoral de los Polacos también consiguió, con el 5,58 %, superar la barrera del 5 % para acceder al reparto proporcional de los 70 diputados que se eligen por lista de partidos de los 141 que conforman en Legislativo.

Los restantes 71 diputados se eligen en circunscripciones mayoritarias, en las que en casi todas se celebrará una segunda vuelta el próximo día 28, ya que ninguno de los candidatos consiguió obtener mayoría absoluta.

Según la Comisión Electoral Central de Lituania, en la jornada de ayer, en la que la participación fue de alrededor del 50 % del censo electoral, pueden resultado elegidos sólo tres diputados en circunscripciones mayoritarias.

Es ahí, en esa segunda ronda, donde los conservadores y liberales quisieran aunar esfuerzos para compensar las pérdidas sufridas en la votación por listas de partidos.

"Pueden crear sus alianzas, pero no estarán más cerca de la mayoría que nosotros", dijo el líder laborista respecto a las consultas de conservadores y liberales.

Los líderes del centroderecha lituano no discuten por ahora quién encabezaría el eventual gobierno de coalición ni el reparto de carteras.

"No hablamos del primer ministro ni de ministros hasta que no tengamos los resultados de la segunda vuelta", señaló Uspasskij.

Pese a que la economía lituana creció un 5,8 % en 2011, el mayor indicador de los Veintisiete, y un 3 % en el primer semestre, independientemente de quien encabece el futuro gabinete los observadores coinciden en pronosticar un cambio sustancial en la política económica de Lituania.

Aunque la política de austeridad lituana ha sido puesta como ejemplo a seguir para España y Grecia, uno de cada cinco lituanos vive por debajo del umbral de la pobreza y muchos habitantes de este país de mayoría católica y miembro de la Unión Europea (UE) desde 2004 se han visto obligados a emigrar.

"Si al poder llegan los socialdemócratas la política económica se suavizará, como ha ocurrido en Francia", asegura el politólogo Alguis Krupavicius.

En particular, podría verse retrasado el ingreso de Lituania en la Eurozona, prevista por el gabinete de Kubilius para 2014.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies