Mas de 50 soldados rusos muertos en los últimos años en destrucción arsenales

Mas de 50 soldados rusos han muerto y otros 300 han resultado heridos en los últimos años durante las destrucciones planificadas de municiones, lamentó hoy el jefe de la comisión de Seguridad Nacional de la Cámara Pública rusa, Alexandr Kanshin.

El pasado martes, unas cuatro toneladas de munición para armamento pesado, entre ellos bombas de aviación y misiles de distinto tipo, explotaron en un polígono militar próximo a la ciudad de Orenburg, en la región de los Urales, incidente que se saldó con un herido.

"Creemos que es necesario despertar a la opinión pública para terminar con la barbaridad de hacer explotar munición para destruirla", dijo Kanshin, citado por las agencias locales.

La Cámara Pública creará un grupo de trabajo, integrado por activistas de los derechos humanos, el Comité de las Madres de Soldados, además de exmilitares que conozcan bien la materia, para inspeccionar la destrucción de material militar en Rusia.

En los últimos tres años, alrededor de 20 explosiones e incendios se han producido en las bases militares rusas durante la destrucción de municiones.

El ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, ha ordenado reforzar las medidas de seguridad en todas las instalaciones militares del país.

A mediados de 2011, seis soldados murieron y otros doce resultaron heridos en una explosión ocurrida en un polígono militar en la región de Ástrajan, cerca del mar Caspio.

En mayo de ese mismo año miles de personas tuvieron que ser evacuadas de una aldea de la república de Bashkiria, unos 1.000 kilómetros al sureste de Moscú, debido a las explosiones ocurridas en un arsenal militar con proyectiles de artillería.E

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.