4.200 millones de dólares en armas rusas para Irak

Este anuncio coincide con la reunión mantenida en las afueras de Moscú entre el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, y su colega ruso, Dmitri Medvédev, según las agencias locales

Los contratos se cerraron después de que delegaciones oficiales iraquíes encabezadas por el ministro de Defensa, Saadun al Duleimi, visitaran Rusia en abril, julio y agosto pasado para mantener consultas con el monopolio ruso de exportación de armamento Rosoboronexport.

Según la prensa iraquí, el país árabe estaba interesado en adquirir aviones de guerra rusos Sukhói y MiG, y helicópteros modificados Mi-28, aparatos mejor adaptados para el combate en zonas montañosas que el estadounidense, como ya ocurrió con Afganistán.

Expertos rusos comentaron a las agencias locales que Irak también podría haber pedido a Rusia carros blindados y sistemas de defensa aérea Pántsir-S1.

"Es obvio que por ahora los militares iraquíes están más acostumbrados al armamento de producción rusa", aseguró el analista militar Konstantín Makienko, quien también resalta la política exterior independiente de las autoridades chiíes en Bagdad.

Al Maliki aseguró ayer a su llegada a Rusia que su país está interesado en la cooperación militar con Moscú para reforzar su defensa nacional y la lucha contra el terrorismo.

"Irak debe poseer armas para defenderse y luchar contra el terrorismo. Necesita todas las armas modernas que puedan ser usadas contra el terrorismo en valles, montañas, desiertos y en otras condiciones", dijo.

En respuesta a una pregunta de la prensa rusa, el primer ministro negó rotundamente que a la hora de sellar contratos militares con Moscú las autoridades iraquíes tengan que consultar primero con Estados Unidos.

"A la hora de comprar armas nos guiamos por nuestras necesidades. Compraremos las armas que necesitemos. No queremos vivir continuamente rodeados de conflictos. Nuestra política exterior consiste en defender nuestros intereses. Estamos dispuestos a cooperar con todos. Mantenemos buenas relaciones con EE. UU. e Irán", subrayó.

Medvédev tiene intención de abordar hoy con Al Maliki la cooperación comercial, energética, militar y humanitaria, según el Gobierno ruso.

Además, también abordarán la inestable situación en Oriente Medio y en particular el conflicto armado en Siria.

Al Maliki, quien se entrevistará mañana con el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró ayer que Bagdad no apoya ni al régimen sirio de Bachar al Asad ni a la oposición armada.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies