Chechenia ha rechazado la costumbre de raptar las novias, dice su presidente

"Hemos prohibido el rapto de las novias. En los últimos dos años no hemos tenido ni un caso", aseguró Kadírov a la televisión rusa "Rossiya".

El rapto de la novia es una histórica costumbre de algunos pueblos del Cáucaso que a veces se llevaba a cabo como un simple ritual pero otras permitía forzar a las jóvenes y a sus familias a celebrar una boda no deseada.

Chechenia también ha prohibido disparar armas de fuego al aire durante la celebración de las bodas, otra costumbre a la que se aficionaron algunos habitantes del Cáucaso del Norte tras la caída de la Unión Soviética.

"Sí, antes se disparaba (en Chechenia). Sucedía durante la marcha de los cortejos de boda. Hemos prohibido categóricamente disparar y ahora es algo que sucede como rara excepción", indicó el líder de la república norcaucásica.

Kadírov rechazó que sea "una costumbre chechena", aunque explicó que en otros tiempos se disparaba al aire "para dar señal de que la novia está en marcha".

La supuesta costumbre volvió a ser objeto de polémica el pasado fin de semana, cuando varios hombres procedentes de Daguestán, otra república del Cáucaso del Norte ruso, dispararon al aire en pleno centro de Moscú durante la celebración de una boda.

Quince personas fueron detenidas entonces por la policía y dos de ellos castigados con arrestos administrativos

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies