Rusia y Argentina realizarán proyectos conjuntos en el sector aeronáutico

"Antonov" El avión de carga ruso más grande del mundo. Fuente: Flickr /  Jan de Graaf.

"Antonov" El avión de carga ruso más grande del mundo. Fuente: Flickr / Jan de Graaf.

El ministro de industria y comercio de Rusia, Denis Manturov, se reunió en Moscú con el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la República de Argentina, Julio Miguel de Vido.

En el marco de los acuerdos bilaterales que se celebraron el 2 de octubre, las partes abordaron cuestiones relacionadas con la futura colaboración económico-comercial entre Rusia y Argentina. La balanza comercial entre ambos países ha registrado un crecimiento constante en los últimos diez años, pasando de algo menos de 400 millones de dólares en 2002 a los casi 2.000 millones previstos para este año.

 

Según informa Anna Scherbakova, experta colaboradora del Instituto de Latinoamérica de la Academia de ciencias de Rusia (ILA ACR), en la colaboración económico-comercial entre Rusia y Argentina, se ha decidido enfatizar proyectos con alto contenido tecnológico. Aunque ambos países concentran sus esfuerzos en promover un cambio de dirección en las relaciones económico-comerciales, actualmente Argentina exporta a Rusia principalmente productos alimenticios y Rusia le suministra maquinaria técnica acabada y materias primas

 

Julio Miguel de Vido remarcó que, tanto Rusia como Argentina están preparados para iniciar procesos de colaboración en un amplio abanico de sectores, incluido el sector de la industria aeronáutica. Durante las negociaciones bilaterales se discutió también la posibilidad de poner en marcha proyectos conjuntos en el sector de aviación, el automovilístico y en el de maquinaria agrícola.

 

Por su parte, el ministro de Industria y Comercio de Rusia, Denís Manturov, anunció que el interés de ambos países no debería limitarse al suministro directo de mercancías, sino que también podría plantearse la posibilidad de llevar a cabo proyectos conjuntos de producción, montaje de aviones y tecnología aeronáutica.

 

"Argentina es uno de los socios comerciales y económicos más antiguos de Rusia en Latinoamérica. El interés no tendría que centrarse exclusivamente en las ventas directas sino que también podrían realizarse proyectos conjuntos de producción conjunta,  de ensamblaje de aviones, tecnología aeronáutica así como en la metalurgia y otros sectores de la industria", declaró el ministro. 

El pasado año, Argentina realizó por vez primera un pedido de helicópteros multifuncionales rusos Mi-171E (Мi-171Е), destinados a trabajos en la Antártida y a tareas de prospección y salvamento.  Debido a la adquisición de tecnología aeronáutica rusa, se hace indispensable la creación de un centro de preparación de técnicos especialistas y de asistencia técnica posventa para los helicópteros.

 

Otro punto de cooperación podría constituirlo la elaboración y fabricación conjunta de un avión de entrenamiento para el significativo bloque de regiones de América del sur, UNASUR.

Ya en el año 2011, el Consejo de seguridad de esta unión integracionista suramericana decidió estudiar detalladamente la propuesta brasileño-argentina referente a la fabricación de una producción militar propia.

 Argentina cuenta con todos los medios necesarios para el montaje de los próximos aviones. En la provincia de Córdoba se encuentra la fábrica de aviones 'Brigadier San Martín', que anteriormente formaba parte de la concesión a la empresa americana 'Lockheed'.

 En el año 2009, el gobierno de Cristina Kirchner devolvió esta fábrica al patrimonio del Estado. La fabricación de aviones ligeros de entrenamiento deberá servir de base para un proyecto posterior más complejo, como por ejemplo la fabricación de un avión de combate.

El comunicado del Ministerio de Industria y Comercio explica que las partes acordaron realizar una serie de encuentros de trabajo previos a la comisión intergubernamental ruso-argentina, para discutir cuestiones de los proyectos conjuntos y conocer las empresas argentinas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies