Rusia desoye la resolución europea en defensa de Pussy Riot

Rusia afirmó hoy que no tomará en consideración las recomendaciones de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) que instó a Moscú a respetar las libertades en el país y, en particular, liberar a los opositores condenados.

"No consideramos oportunas esas formas de hablar ni esos llamamientos y por supuesto no los tomaremos en cuenta", dijo Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin a la agencia Interfax.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó el pasado martes una resolución en la que reclama a Rusia la "inmediata liberación" de las tres componentes del grupo punk Pussy Riot, condenadas a dos años de prisión.

Un grupo de parlamentarios rusos, la mayoría del partido de Putin, Rusia Unida, pero también diputados de Serbia, Azerbaiyán y Reino Unido (los conservadores Ian Liddell-Grainger y la baronesa Margaret Eaton) intentaron sin éxito eliminar la citada petición.

La resolución salió adelante con 161 votos a favor, 41 en contra y 7 abstenciones.

En ella se pide la reinstauración de un diálogo político digno con la oposición, la supresión de las recientes leyes de difamación e información, la eliminación de los controles abusivos en las redes sociales y del descrédito a las organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales.

La tensión entre la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y Rusia aumentó la semana pasada cuando el presidente de la Duma (parlamento ruso), Serguéi Naryshkin, anuló su visita a Estrasburgo (Francia) y el discurso que debía pronunciar el martes en el hemiciclo, como respuesta al mencionado informe.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies