¿Dónde quedan las promesas de los políticos?

Usuario de internet. Fuente: RBTH.

Usuario de internet. Fuente: RBTH.

Existen varias páginas web en Rusia en las que se puede ver si el Presidente, el Primer Ministro, los Ministros, diputados y otros cargos públicos cumplen sus promesas. Son una especie de indicadores electrónicos de su honestidad. Estos recursos son útiles tanto para los votantes (ayudándolos a entender quién cumple con su palabra y quién no) como para los políticos (ayudándolos a no olvidar lo que prometen).

Pravdometr.ru”

 

La web Pravdometr (que significa 'El Verdadómetro') es un índice de la honestidad de las personas públicas. La idea consiste en valorar colectivamente todas sus declaraciones según su sinceridad y según las hayan cumplido o no.


La idea no es mala, pero tiene claros problemas de ejecución. Los ranking “de mentirosos” y “de engaños” de esta página parecen demasiado subjetivos (en ellos pueden participar todos los usuarios autorizados). Por lo demás, la web actúa con cautela en sus valoraciones: la “clasificación de los mentirosos” está encabezaba por Vladímir Putin, y la de engaños por un funcionario regional: Borís Muráshov, presidente del comité de desarrollo de la infraestructura de transporte de San Petersburgo, que en una ocasión tuvo la presunción de prometer que el colapso de San Petersburgo a causa de la nieve no se repetiría nunca más.


En esta web están ahora bajo vigilancia las palabras de Putin según las cuales durante la Olimpiada de Sochi de 2014 “se garantizará nieve real”, así como sus afirmaciones de que la central hidroeléctrica de Sayano-Shúshenskaya funcionará a su máximo rendimiento el 2013. Entre el montón de promesas de Medvédev está un aumento de las pensiones laborales al 45% desde el 2015; cuando llegue el momento la gente valorará si el Primer Ministro ha cumplido o no su palabra. Eso, por supuesto, si la propia web no “muere” antes... desde principios de septiembre ya no carga bien.

 

Artículo publicado originalmente en ruso en Moskóvskie Nóvosti.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies