El Foro TIC Hispano-Ruso cumple cinco años

Estamos ante un cambio de tendencia donde el usuario toma la palabra y elige contenidos. Fuente: Servicio de prensa.

Estamos ante un cambio de tendencia donde el usuario toma la palabra y elige contenidos. Fuente: Servicio de prensa.

Persigue estrechar lazos entre ambos países en materia de I+D+i, activar mecanismos de cooperación científico-tecnológica para el desarrollo de acciones y proyectos, promocionar la oferta y demanda tecnológica de ambos países así como la colaboración entre instituciones y empresas.

¿Cuántas cosas pasan en un minuto? Esta pregunta, que tiene, por lo menos, un centenar de respuestas, se contestó en el Parque Científico de Madrid en una dirección: en 60 segundos se envían 700.000 mensajes de Facebook.

 

Esa fue una de las presentaciones del V Foro TIC Hispano-Ruso, cita que, desde 2007, se ha convertido en nexo entre empresas y organismos interesados en las telecomunicaciones de ambos países. En la presente edición, 35 entidades rusas y 40 españolas se citaron para verse cara a cara. 

 

“Queremos reforzar la colaboración Rusia y España conectando gente, personas y compañías”, declaró José Ramón Donorroso, vicerrector de innovación de la UAM inauguró el foro TIC hispanoruso. Tras él, varias personalidades relacionadas con la empresa, la investigación y la innovación de ambos estados hicieron hincapié en la importancia del intercambio científico, no solo por el interés humanista, sino como herramienta para sentar las bases para una sólida recuperación económica.

 

“Las TIC son una pieza clave en la recuperación europea de la crisis. Son protagonistas porque es un sector cuya demanda no para de crecer”, comentaba Ana Torrejón, directora de la unidad de la Unidad de Vigilancia y Transferencia Tecnológica del Parque Científico de Madrid. Una demanda que con el auge de nuevos dispositivos, como los smartphones y las tablets, provoca la revalorización del trabajo relacionado con la telecomunicación.

 

Estos gadgets también han transformado las relaciones entre empresa y usuario. En España hay más de 15 millones de teléfonos inteligentes y unas 900.000 tabletas y esto ha cambiado radicalmente la sociedad.

 

“Estamos ante un cambio de tendencia donde el usuario toma la palabra y elige contenidos. Por ejemplo, la televisión ya no es la plataforma que era, no tiene el mismo impacto que antes. El espectador ha ganado relevancia. Del mismo modo, en la innovación, las empresas han cedido espacio al consumidor al que escuchan”, explicaba Miguel Ángel Victoria, gerente de innovación de Orange.

 

“Todos tenemos teléfonos que mejoran cada año, actualizaciones de software continuas o novedades digitales alrededor de nuestra vida”, sentenciaba Nikolái Kuznetsov, miembro de la Academia Rusa de las Ciencias. Evidenciaba la senda hacia la sociedad del conocimiento, la sociedad TIC.

 

Durante el encuentro, celebrado el lunes 24 de septiembre y un previo a la feria tecnológica SIMO, se habló de eHealth, del DNI electrónico o de las smartcities. “Se trata de poner la tecnología al servicio del ciudadano. En Rusia este cambio comenzó en 1995 con una ley que revolucionó la visión sobre la innovación en el país”, añadió Natalia Maslowa, directora del Centro de Tecnologías de la Sociedad de la Información de la Universidad de Yugra.

 

La institución educativa, fundada por Stalin y con más de 6.000 estudiantes, es  reconocida por sus trabajos en nanotecnología. Una técnica muy útil en el campo de la salud. “La eHealth avanza en esta dirección”, aseguraba Alexander Dimitriev, CEO de la empresa Nanoxaos. 

 “Los microsensores se instalan en el cuerpo y se sincronizan con el móvil que van colgando la información en la nube. Los médicos tienen acceso remoto y con lo que ven pueden diagnosticar a distancia. Algunos estudios concluyen que se podrían detectar más de una decena de enfermedades con esta tecnología”, aclaraba Dimitriev.

 

El desarrollo de las TIC genera un amplio campo de aplicaciones que supera la medicina y llega hasta las la modernización digital de la gestión de las ciudades, la agenda digital o la transparencia del gasto público de los gobiernos y el libre acceso a esa información por parte de la ciudadanía. Todo esto se sustenta en lo virtual; en la cloud (la nube) o el almacenamiento remoto de datos.

 

“La nube implica eficiencia. No solo mejora la experiencia para el usuario sino que revoluciona el trabajo empresarial porque ahorra gastos. Dentro de ocho años, el almacenamiento virtual tendrá un valor de 22.000 millones de dólares”, añadía Mario Buritica, responsable de desarrollo de la empresa Huawei.

 

Según sus datos, y a pesar de la crisis, en 2020 habrá 50.000 millones de dispositivos móviles en el mundo por lo que la transferencia de datos, la ultrabanda ancha y la nube serán claves. De ahí, que en ese futuro cercano,  se espere que el almacenamiento virtual tenga un valor de 22.000 millones dólares.

 

Durante la mañana, la relevancia de la ciencia y las oportunidades del sector de las telecomunicaciones en medio de la crisis coparon las charlas. Así, se comentó que en España el año pasado se invirtieron, 320 millones de euros en ciencia, un 0,5% más que en 2010. Este año, Europa ha disminuido un 3,6% el presupuesto para el área mientras que Rusia lo ha aumentado un 14,5%, recuperando así valores anteriores a 2008, lo que convierte a la Federación en un interesante lugar para las empresas del sector. Un trabajo, unir empresas de tecnológicas de los extremos de Europa, que desde 2007 realiza este encuentro.

 

El turno del networking, de los contactos, llegó por la tarde mediante un original mecanismo: una speeddate centrada en los negocios. Emulando las citas a ciegas en las que diversas personas se presentan en un corto espacio de tiempo, cada empresa tiene siete minutos para seducir a su partenaire. Al finalizar ese tiempo, cambian posiciones y tienen delante a otro interesado.

 

“El objetivo es que hagan un primer contacto y, si se interesan mutuamente, profundicen la relación a través de otras vías”, explica Ana Torrejón. Llevan un lustro uniendo intereses centrados en la I+D+i por lo que actualizar sus mecanismos también es importante. “Nos gusta reinventarnos, no repetirnos”, concluye Torrejón. Al final, en cualquier área, su última aspiración es innovar.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies