La UE pide imponer sanciones a los autores de la muerte de un activista ruso

La Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo pidió hoy que los Veintisiete impongan restricciones de viajes y congelen los activos financieros de los oficiales rusos presuntamente responsables de la muerte del abogado Serguéi Magnitski.

Magnitski, consultor jurídico del fondo de inversiones Hermitage Capital Management, denunció la existencia de una red de policías corruptos que malversaron fondos estatales por valor de decenas de millones de dólares.

Tras sus revelaciones, fue acusado de estar implicado en la evasión de 5.400 millones de rublos (unos 180 millones de dólares), e ingresado en prisión preventiva, donde falleció en noviembre de 2009 a la edad de 37 años.

Asimismo, los miembros del PE solicitaron al Gobierno ruso que ponga en marcha una investigación "creíble" e "independiente" para esclarecer todos los aspectos de este trágico suceso.

Los parlamentarios aseguraron en un comunicado que el arresto, la detención y la posterior muerte de Magnitsky representa un caso claro de violación de los derechos humanos, y se mostraron críticos también ante el clima de impunidad que se vive en Rusia.

Además, exigieron que se adopte este tipo de medidas para obligar a Rusia a cumplir la legalidad, ya que, según señalaron, el caso Magnitsky es sólo uno de los muchos casos de abusos de poder que se dan en territorio ruso.

Por otra parte, el Parlamento Europeo pidió al Consejo que adopte una postura "coherente" y "proactiva" en relación a la situación que viven los activistas rusos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.