El universo de Cirque du Soleil

Los columpios rusos, uno de los actos más peligrosos del show. Fuente: servicio de prensa.

Los columpios rusos, uno de los actos más peligrosos del show. Fuente: servicio de prensa.

El Universo de Cirque du Soleil cuenta con muchas estrellas rusas en escena que iluminan cada show haciendo brillar con encanto las caras de miles de espectadores cada noche.

Encontrar un adjetivo que describa a un grupo de personas es una tarea difícil, más aún cuando nos referimos a uno compuesto por más de 5.000 personas.

 

Pero sí existe algo que une a todas esas personas, un espacio en donde todas están incluidas, en donde todos los miembros coexisten, día a día; en donde todos, en su diferencia, se aceptan. Y la única palabra que define ese espacio es 'universo', y así podemos comenzar a describir el mágico Cirque du Soleil. Un verdadero Universo en el que confluyen las etnias más variadas y cada una aporta sus características autóctonas a cada espectáculo, logrando hacer realidad una utopía. Y dentro de este místico y deslumbrante 'universo', los rusos ocupan un lugar imprescindible.

 

El universo de Cirque du Soleil mantiene un equilibrio ideal entre las más de 40 naciones que lo integran en su totalidad, contando con artistas, acróbatas, administradores, creativos y técnicos y ofrece a cada espectador una experiencia única. La gran familia que integra Cirque du Soleil está compuesta en un 30% de miembros rusos. Esto no es casualidad, durante la época de la URSS se invirtió mucho dinero en la preparación de excelentes deportistas en múltiples disciplinas. Tras la caída de la Unión Soviética, muchos de estos profesionales se vieron obligados a migrar en busca de nuevas oportunidades laborales. Y muchos consiguieron su lugar en Cirque du Soleil.

 

El nuevo espectáculo que se presentó en Argentina, Varekai, está lleno de fuertes emociones. Pero sin duda, al comienzo del acto de los columpios rusos, es donde estas llegan a su punto álgido. Los acróbatas se lanzan de un columpio a otro en pleno movimiento y es sumamente complicado y arriesgado. Acróbatas profesionales rusos, bielorrusos, ucranianos y kazajos se unen para lograr una armonía que queda reflejada en la perfecta interacción y comunicación de sus movimientos y actos. Fue necesario practicar durante más de  año y medio para apreciar hoy uno de los mejores actos de acrobacia del mundo.

 

Serguéi Rissouev es uno de los participantes que movilizarán sus emociones más profundas. Creció en Krasnodar y vuelve a Rusia una vez al año para reencontrarse con sus amigos y disfrutar de su país. Serguéi viaja con su familia en cada uno de sus espectáculos, una política de Cirque du Soleil que permite a muchos artistas no tener la presión de dejar a sus allegados de manera tan seguida. Serguéi nos explicó en una entrevista  cómo surgió este acto. “Todo comenzó con la visión proactiva de Gil Laliberté (creador de Cirque du Soleil)”, aclaró. Gil quedó maravillado con la audacia de este acto cuando lo vio en el Circo de Moscú, allá por el año 2000 y quiso incluirlo en Cirque du Soleil. Esto quedó confirmado cuando en el año 2002 se inauguró Varekai.

 

El Cirque du Soleil está compuesto por más de 5000 personas. Fuente: AFP / Eastnews.

 

Entre sonrisas, Serguéi mencionó el gran honor que sintió al enterarse de que en el año 2009 se presentaría el primer show de Cirque du Soleil en Rusia y que él formaría parte del caleidoscópico espectáculo Varekai, donde realizaría el acto de los columpios rusos. Sin duda, el público ruso no es una audiencia fácil de conmover, pero con Varekai, Cirque du Soleil logró resultados inesperados. Tuvieron que extender su primera estadía durante dos semanas tras un éxito sin precedentes.

La buena comunicación es un punto imprescindible para realizar actos de tal precisión. Por eso el grupo de acróbatas mantiene una fuerte unidad. Les encanta el karaoke, se divierten cantando canciones de grupos contemporáneos rusos como B2 y Lube. También disfrutan cocinando juntos las típicas ensaladas rusas. Los problemas políticos quedan  fuera. Dentro de Varekai las danzas georgianas tienen un papel muy importante, así como el acto de columpios rusos, pero las diferencias entre Georgia y Rusia, simplemente no existen aquí. Es necesario tener en cuenta estas cuestiones para comprender este 'universo', que desde hace varias décadas es un  verdadero éxito mundial.

 

Pero no solo los valientes acróbatas logran el éxito para Cirque du Soleil. Los payasos, esas figuras tradicionales en cualquier circo del mundo, innovan sus sketches continuamente y logran inesperadas reacciones en el público. Slava Palunin, el payaso más reconocido del mundo fue también parte del fantástico universo de Cirque du Soleil.

 

El payaso Slava Palunin. Fuente: Reuters / Vostock-photo.

 

Colaboró activamente en numerosos shows, como por ejemplo en Alegría (uno de los espectáculos que mayor número de artistas rusos incluye) desde 1994. Este payaso que suele ir vestido de amarillo y rojo nació en un pequeño pueblo de Rusia, alejado de las grandes ciudades. Sin duda este hecho le permitió desarrollar una grandiosa imaginación, iluminada a su vez por grandes artistas como Chaplin, Marcel Marceau y Engibarov. Introducir partes de su propio show llamado “Snow Show” en el taquillero espectáculo “Alegría', de Cirque du Soleil, fue como abrir una puerta a un nuevo mundo de increíbles oportunidades. 

 

Leonid Leykin es otro payaso, alumno de Slava Palunin en “Licedei” (Teatro de Leningrado especializado en Actos de Payaso), que adquirió de manera excepcional las herramientas requeridas para convertirse en un payaso con éxito. Su primer acercamiento a Cirque du Soleil fue en 1997, cuando comenzó a trabajar activamente para el show Alegría.

 

También encontramos rusos en el grupo de personas que está detrás de la escena, pensando en cada detalle. Konstantín Besschetni, es el creador del acto Banquin, que es parte de los Shows Quidam y Zarkana y que ganó el Grand Prix del Festival Internacional Circense de Monte Carlo en 1999. Es un acto que muestra una gran   destreza, con 15 acróbatas en escena desarrollando secuencias sincronizadas de pirámides humanas.

 

Cirque du Soleil es un 'universo' equilibrado en donde la política de no competitividad entre camaradas es una realidad cotidiana. Invita a cada espectador a disfrutar de cada show hecho con la mejor calidad, integridad, buena conexión y perfección que se pueda obtener. Ahora, Serguéi y su equipo están en Buenos Aires. Antes de salir a escena rezan, según su propia tradición. Este ritual junto con el saludo de palmas con cada compañero es un momento único entre los nervios y la emoción de comenzar el espectáculo. Sentados en una butaca los verán saltar de un lado a otro, pequeños cuerpos ágiles, aunque detrás de cada uno hay, grandes historias, grandes vidas y un único 'universo': Cirque du Soleil.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.